Aragón

Javier Navarro: "Los restos de Federico García Lorca están en el Peñón Colorado"

Javier Navarro, el arqueólogo aragonés que dirige la búsqueda de la fosa del poeta, retomará los trabajos en primavera.

Un aspecto de la excavación arqueológica
Javier Navarro: "Los restos de Federico García Lorca están en el Peñón Colorado"
Miguel Ángel Zapate

La búsqueda de los restos de Lorca en Granada se ha suspendido hasta la primavera. De vuelta ya en Zaragoza, Javier Navarro, el arqueólogo que dirige los trabajos, hace un balance positivo. "Volvemos con la gran frustración de no haber hallado la fosa –señala–, pero estamos convencidos de que Lorca está allí, en el Peñón Colorado, y de que si perseveramos acabarán apareciendo sus restos. Una investigación de este tipo es difícil: no es la primera fosa de la guerra civil que me ha costado meses localizar, pero todas las que me han encargado buscar las he encontrado".

Javier Navarro dirige un equipo del que forman parte también los aragoneses Belén Gimeno Martínez (antropóloga), Miguel Ángel Zapater Baselga (arqueólogo) y Alfonso Martínez Andrés (topógrafo). Este intento de encontrar la fosa donde fue enterrado el poeta sucede al que capitaneó Ian Gibson en 2009 y que se zanjó sin resultados. Se basa en una localización nueva, en el llamado Peñón Colorado, y sigue la hipótesis formulada por el investigador Miguel Caballero (que es otro de los pilares del actual proyecto de investigación) en su libro ‘Las trece últimas horas en la vida de García Lorca’. Su hipótesis sigue la que se formulaba en otro libro anterior, ‘Los últimos días de García Lorca’, escrito por el falangista Eduardo Molina Fajardo e ignorado hasta hace poco por la historiografía oficial.

"Hemos sondeado el lugar donde podía estar la fosa, según el georrádar, y lo que nos hemos encontrado ha sido zaborra y material de relleno de cuando se quiso construir allí un campo de fútbol. Bajamos hasta el nivel original del suelo, casi a cinco metros de profundidad, pero no encontramos nada. Es una zona que está en ladera y formando una vaguada, y lo que hemos excavado es solo el inicio de esa vaguada. Estamos convencidos de que ampliando la zona de excavación aparecerá la fosa".

Ante la falta de resultados de su búsqueda, el equipo de trabajo decidió replantearse la investigación y volver a partir de cero. Uno de los aspectos clave en la investigación fue el hecho de que los datos del georrádar coincidían con el testimonio oral del general Nestares, hijo del capitán Nestares, protagonista de la sublevación militar de 1936 en Granada y jefe del frente de Víznar-Alfacar. El general Nestares visitó la zona en los años 70 acompañado de los guardias de asalto que fusilaron a Lorca y pidió que le señalaran el sitio donde fue enterrado. Tras no encontrar allí los restos del poeta, el equipo de investigación le pidió que acudiera de nuevo al escenario para reconstruir aquella visita que hizo hace más de 40 años.

"Cuando no aparece lo que buscas es bueno cuestionarse el proceso desde el principio –relata Javier Navarro–. Vamos a hacer también nuevas prospecciones con georrádar, vamos a analizar de nuevo las fotografías aéreas antiguas y usaremos además sondas geológicas, un método que se ha empleado con éxito en otros sitios. Hemos conseguido los planos de las obras del proyectado campo de fútbol y hemos constatado que no se rompieron los estratos, por lo que la fosa continúa allí, intacta".

Las fotografías aéreas ya se están analizando, las nuevas prospecciones por georrádar se realizarán entre este mes y enero de 2015, y la idea es que cuando se vaya la nieve de la zona y se pueda contar con la pala excavadora se retomen los trabajos arqueológicos.

"Estamos convencidos de que Lorca está allí y de que en las inmediaciones hay varias fosas más de la guerra civil –concluye Navarro–. La Dirección General de Memoria Histórica de Andalucía ha mostrado su satisfacción por nuestro trabajo y nos ha mostrado su confianza".

Etiquetas