Aragón
Suscríbete

El PSOE plantea dejar sin competencias a las comarcas y que las dirijan los alcaldes

Catorce años después de impulsar la comarcalización junto al PAR, propone ahora su progresivo desmantelamiento
Quiere suprimir los consejos comarcales y que sean los municipios quienes decidan mancomunar o no los servicios.

Gobernadas por los alcaldes y sin competencias propias. Catorce años después de impulsar junto al PAR el proceso de comarcalización en Aragón, el PSOE aboga ahora por reformar las comarcas, despolitizarlas y convertirlas en meras suministradoras de aquellos servicios que les deleguen los municipios. Así lo defiende en la enmienda a la totalidad que presentará hoy a la proposición de ley sobre el reparto de competencias entre las entidades locales, la norma con la que PP y PAR pretenden precisamente todo lo contrario, reforzar el papel de estos órganos supramunicipales.

Para los socialistas, la ley de PP y PAR "recorta democracia, aumenta el gasto, crea más administraciones y no mejora la calidad de los servicios" al permitir que los 400 municipios aragoneses de hasta 250 vecinos puedan delegar su gestión en las comarcas. El secretario general de los socialistas y presidente del grupo parlamentario en las Cortes de Aragón, Javier Lambán, considera que "dar tanto predicamento a las comarcas, sustituyendo en la práctica 731 municipios por 33 entes, es una perversión de la democracia". "Los consejeros comarcales no son elegidos por los ciudadanos -recuerda- y, por lo tanto, no rinden cuentas".

Es por ello que los socialistas quieren eliminar los consejos comarcales y que sean los alcaldes y concejales quienes gobiernen directamente las comarcas. Además, estas no tendrían competencias propias, sino que serían los ayuntamientos quienes decidirían si se integran o no en un ente comarcal y qué competencias le delegan para mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos. En definitiva, se trataría de "recuperar el espíritu de las viejas mancomunidades", resume Lambán. Para el ejercicio de esas competencias, se articularían "fondos finalistas", tanto autonómicos como provinciales, que se otorgarían bajo criterios "previos, objetivos y reglados".

Dos años de margen

"No se trata de desmontar nada, sino de evitar duplicidades y recortar administraciones", subraya Lambán, quien destaca que ha habido comarcas que han funcionado bien, y "cuyas buenas prácticas pueden y deben preservarse". Consciente del sobresalto que puede generar la propuesta en el territorio, insiste en que no quieren "aventuras, ni saltos al vacío" y plantean un periodo transitorio, nunca inferior a dos años, para adecuar el mapa aragonés al nuevo escenario que dibujan.

En todo caso, esta "descomarcalización" requeriría, según el texto alternativo a la ley que van a defender en las Cortes, el voto favorable de un mínimo del 80% de la población de la demarcación territorial. Se quiere asegurar sobre todo que no se dejen de prestar servicios, especialmente en municipios ubicados en zonas con baja densidad de población. "Hay muchas pequeñas localidades en la Comunidad que serían inviables sin un órgano intermunicipal", admite el líder de los socialistas. En su propuesta legal, el PSOE aboga por que durante ese periodo transitorio se haga efectivo el nuevo marco competencial y financiero de los municipios, "sin esperar a un nuevo sistema de financiación autonómica o local regulado por el Estado".

Según Lambán, no se trata de suprimir las comarcas, sino de hacer que sean "útiles". Su propuesta legislativa parte de la premisa de que en el contexto actual, la Comunidad autónoma y los municipios son "las dos únicas administraciones imprescindibles". El resto de estructuras "solo deberían existir en la medida en que sean funcionales, política y económicamente para que las anteriores llevan a cabo su labor", asegura.

El PSOE lamenta que la DGA "haya subordinado a intereses políticos" la "necesaria revisión" del mapa administrativo y competencial en la Comunidad, y aboga por "una reforma administrativa serena y de carácter integral", con el horizonte de "mejorar los servicios en todo el territorio". Está por ver cómo reciben el resto de partidos de la oposición su propuesta, habida cuenta de que populares y aragonesistas la tumbarán por estar en las antípodas de sus posiciones.

Etiquetas