Despliega el menú
Aragón

La DGA apunta a las aguas subterráneas como causa de la contaminación de lindano...

Corrientes de agua que desembocan en el barranco de Bailín desde el viejo vertedero.

Corrientes subterráneas de agua que desembocan en el barranco de Bailín desde el viejo vertedero han sido la causa principal de la contaminación por lindano del río Gallego, del que todavía siguen sin poder beber cuatro municipios, tras levantar hoy la prohibición en Santa Eulalia.

Según han indicado fuentes del departamento de Medio ambiente del Gobierno aragonés, técnicos de la dirección de Calidad Ambiental han concluido que esta ha sido la primera causa de la contaminación, en la cual ha podido también tener incidencia las obras efectuadas en el vertedero de residuos de Bailín.

En este vertedero se depositaron los residuos con el lindano producido por la química Inquinosa de Sabiñánigo, que se encuentra cerrada desde hace años.

Las mismas fuentes han resaltado que el traslado de residuos del viejo vertedero al nuevo se ha llevado a cabo "con todos los parámetros técnicos y de seguridad exigidos" y que nunca se había detectado lindano en los flujos de agua del antiguo vertedero hasta el barranco.

El consejero aragonés de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, expondrá mañana la situación y la medidas adoptadas en el pleno que celebrará las Cortes de Aragón.

Las autoridades han levantando la prohibición del consumo de agua potable en la localidad de Santa Eulalia de Gallego, tras dar negativo, con niveles por debajo del nivel permitido, el segundo análisis sobre las presencia de lindano en el agua.

Esta era una de las seis poblaciones donde se decretó la prohibición de consumo de agua de boca por la presencia de lindano y que aún se mantiene en Ardisa, Biscarrués, Marracos y Piedratajada, mientras que se levantó hace unos días en Villanueva de Gállego.

Según las mismas fuentes, el primer análisis realizado en Biscarrues y Ardisa ha dado negativo y se está a la espera del resultado del segundo para poder levantar la prohibición.

Por contra, los análisis realizados en Marracos y Piedrataja han dado positivo por lo que desde el departamento de Medio Ambiente se se ha ordenado la limpieza de las conducciones de agua, mediante la apertura de todos los grifos, y la colocación de filtros de carbono activo.

Sobre la contaminación, un juzgado de Jaca investiga una denuncia del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil por un presunto incumplimiento de medidas de seguridad en el traslado de residuos de lindano desde el vertedero de Bailín.

La denuncia tiene su origen en los datos aportados por Ecologistas en Acción para determinar las posibles causas de la contaminación del río Gállego.

Etiquetas