Aragón

... Pero Lobón dice que la contaminación fue mínima y ya ha desaparecido el problema

El consejero sostiene que el problema "ya ha desaparecido".

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha asegurado este sábado que no hay "ningún tipo de problema" de contaminación en el río Gállego y que si se mantiene la prohibición de consumir agua de boca en Santa Eulalia y Ardisa (Huesca) es por un "exceso de precaución".

CHA denunció este viernes que algunos municipios ribereños del Gállego no pueden consumir agua de boca porque se detectó un exceso de lindano.

Pero este sábado, en la celebración del Día del Afiliado del PP de Aragón, el consejero ha asegurado que la situación en la zona es "absolutamente normal" y que solo se detectó, en uno de los continuos controles del agua del río, una "pequeñísima superación" de los niveles de lindano, de una centésima, en Santa Eulalia, que "ya ha desaparecido".

De hecho, se están tomando muestras "permanentemente" y no hay ya "ningún problema", al tiempo que ha informado de que el proceso de trasiego de los residuos de lindano del vertedero de Bailín ha concluido "perfectamente" y que la pequeña filtración pudo deberse a las últimas tormentas.

Por "extrema precaución", porque el Departamento de Medio Ambiente prefiere "pasarse" de cauto en este asunto, se ha optado no obstante por mantener cerrado el uso del agua de boca.

Etiquetas