Aragón

Interior aleja a presos de ETA de cárceles de Aragón y fija un «mínimo histórico»

Zuera tiene ahora 12 internos, menos de la mitad que en 2013, y no se usa para el plan de reinserción. 
Instituciones Penitenciarias trasladó a etarras como Santi Potros  por disidencia

Interior aleja a presos de ETA de cárceles de Aragón y fija un «mínimo histórico»
G. Mestre

El Gobierno ha dejado de usar las prisiones de Aragón como parte de su programa de reinserción de los presos de ETA, conocido como la vía Nanclares y que consistía en ir acercando a los terroristas disidentes al País Vasco. El Ministerio de Interior ha alejado a los etarras disidentes, que fueron acercados en 2009, y solo quedan 16 internos de la banda, un «mínimo histórico», según fuentes penitenciarias, frente a los casi 40 que estuvieron  en los últimos años entre las prisiones de Zuera, Daroca y Teruel. 

La aplicación de la doctrina Parot supuso la puesta en libertad de nueve internos de la banda terrorista en Aragón el pasado otoño, pero además el Ministerio de Interior ha rebajado el número de presos trasladándolos a otras cárceles. En los últimos meses se alejaron a tres etarras a los centros de Alicante, Galicia y Almería. 

El más significativo en salir del centro de Zuera fue el histórico Santiago Arróspide Sarasola, alias ‘Santi Potros’, que fue enviado a la prisión de Villena (Alicante). El antiguo jefe del aparato militar de ETA y condenado como inductor del atentado de Hipercor, llegó a Zuera en 2009 desde Cádiz. 

Esta nueva política fue iniciada por Instituciones Penitenciarias con el traslado de los históricos Felipe San Epifanio, ‘Pipe’, y Josu Arkauz, ‘Josu de Mondragón’, a las prisiones de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) y Murcia II. El motivo eran las muestras de disidencia con la política del PP, al igual que Santi Potros.  

Otros dos etarras como Ander Geresta Azurmendi y Luis Goñi Lara, que ingresaron en la prisión de Daroca, utilizada como un centro próximo al País Vasco para facilitar las visitas de sus familias, fueron enviados recientemente a los centros de Monterroso (Galicia) y Almería. De esta manera, en lugar de tener seis o siete etarras como media, se han quedado con dos (como ha ocurrido con la cárcel de Teruel). 

Fuentes penitenciarias señalaron además que se van a acometer obras en Daroca, por lo cual se ha pasado de acoger hasta unos 550 internos a los 444 que están en la actualidad. 

De cualquier modo, el Ministerio de Interior, que dirige Jorge Fernández, ha suprimido el símbolo que aplicó el Gobierno del PSOEal convertir a la prisión aragonesa de Zuera en un laboratorio, junto a la de Villabona (Asturias), para acercar a los presos de ETA que mostraron su desacuerdo con la banda. Por Aragón pasaron parte de los doce presos que están en la vía Nanclares como José Luis Urrusolo, Carmen Guisasola o Kepa Picabea. 

Estas mismas fuentes reconocen que ahora los etarras mantienen una «hostilidad» frente a los centros y una actitud de «no colaborar», a pesar de que no se les aplica la política de Fichero de Especial Seguimiento (FIES)y permanecen cuatro horas de patio. ‘Pakito’ continúa en Zuera

Aun así, presos como Francisco Múgica Garmendia, ‘Pakito’, que abrió el debate dentro de la banda terrorista en 2004 al haber firmado una carta para que se reconsiderara la estrategia criminal de ETA, permanecen en Zuera. Fue trasladado a finales de 2009, como ‘Santi Potros’, desde la prisión de Puerto I (Cádiz), pero se mantiene en su postura y la banda terrorista estuvo a punto de expulsarlo. Otro de los firmantes de la misiva, Iñaki Bilbao Beaskoetxea, ’Iñaki de Lemona’, está en Zuera. 

Francisco Múgica Garmendia, ‘Pakito’, fue el máximo dirigente de la banda terrorista entre los años 1987 y 1992 y está considerado como el inductor de 23 asesinatos. Se valoró que rechazaban la consigna de ETA para organizar protestas en las cárceles y reclamaron el fin de la violencia. 

El Gobierno del PP sigue utilizando el acercamiento hacia Zuera como un premio, aunque los presos no asumen su política penitenciaria. Así, el interno Imanol Iparraguirre, miembro de la mesa nacional de Herri Batasuna, fue trasladado en 2011 a Zuera desde  Dueñas (Palencia) y quedó en libertad hace un mes tras cumplir su condena de 6 años por terrorismo callejero.

Etiquetas