Despliega el menú
Aragón

Alfalfa de Teruel para evitar denuncias por dopaje en las caballerizas de Buckingham

La riqueza y el clima del territorio turolense logran un cultivo considerado 'el caviar' de las alfalfas.

Juan Carlos Anglés Gargallo
Alfalfa de Teruel para evitar denuncias por dopaje en las caballerizas de Buckingham

Juan Carlos Anglés, agricultor y ganadero turolense fundador de la empresa Alfalfa de Castelserás, ha enviado a la Reina Isabel II un par de balas de alfalfa de la localidad turolense de Castelserás -pasto reconocido por las principales cuadras del mundo por 

su calidad, rendimiento y sabor-, con el fin de evitar en el futuro denuncias por dopaje de 

los caballos reales como las que han aparecido en las últimas semanas debido a la ingesta 

de alfalfas de baja calidad y posiblemente contaminadas con productos químicos como la 

morfina.

El destino de los cerca de 300.000 kg anuales de alfalfa de Castelserás que produce Anglés son los criaderos de pura sangre y las cuadras con los caballos más veloces de países como Francia, Alemania, Catar, Kuwait o Arabia Saudí. Precisamente son los países del golfo pérsico, aquellos en los que, allá por la Edad de Bronce, el humano seleccionó por primera vez la alfalfa para alimentar a los caballos procedentes de Asia Central, los que demandan cada año mayor número de toneladas de la alfalfa de Castelserás.

Esta semana se enviaban dos paquetes, el primero al Palacio de Buckingham, la residencia oficial de S.S.M.M. Isabel II de Inglaterra, que contenía una carta de agradecimiento y una bala de alfalfa de Castelserás con la que Juan Carlos Anglés pretende ayudar a la casa real inglesa a alimentar a sus caballos con la mejor alfalfa del mundo. El segundo paquete, mayor en volumen, estaba destinado a Dodson & Horsell, la proveedora de pienso de la monarquía desde 1985, para que conozcan de primera mano la alfalfa que comen los caballos más cotizados.

“Para nosotros es un orgullo saber que nuestros campos alimentan a los mejores caballos del mundo y, lo que es más importante, de la forma más sana y natural posible. Es por eso que acercamos a la casa real británica lo que en otros muchos países con una larga trayectoria en el cuidado de caballos de competición consideran el ‘caviar’ de las alfalfas”, explica el agricultor. “Solo le queríamos hacer llegar desde un pequeño pueblo de Teruel el alimento que se merecen sus caballos para que repitan con mayor 

frecuencia victorias como la de 2013 en Ascot".

Los beneficios de la Alfalfa de Teruel

Las causas de la alta calidad de la alfalfa de Teruel, y más específicamente del pueblo de 

Castelserás, son muy variadas. Entre ellas, una de las más decisivas es el nivel de acidez del 

suelo o "pH", factor de suma importancia cuando se trata de cultivos de alta calidad ya que el pH influye directamente en la solubilidad y asimilación de los elementos que nutren a las plantas y definen su calidad posterior a la hora de alimentar a los mejores caballos del mundo. 

Es la riqueza de cal y un clima único lo que en ciertas leguminosas como la alfalfa enriquece su crecimiento. Y esas condiciones se dan en Castelserás.

Etiquetas