Aragón
Suscríbete

La población activa remonta en Aragón tras caer en casi 20.000 personas en 2 años

La última EPA describe un aumento en la población que busca o tiene trabajo de 4.900 personas.

Pruebas de selección de empleo 2.0
La población activa remonta en Aragón tras caer en casi 20.000 personas en 2 años

La destrucción de empleo generada en los últimos años parece que poco a poco va revirtiéndose, aunque aún sea de forma muy moderada. Según la última Encuesta de Población Activa del segundo trimestre del año, 12.100 aragoneses salieron de las listas del paro con respecto al trimestre anterior. Un descenso del 8% en el número de parados que, además, llegó acompañado del primer aumento importante de la población activa (subió en 4.900 personas) después de que durante los dos últimos años Aragón perdiera hasta 20.000 ciudadanos involucrados en el mercado laboral o manteniendo una búsqueda activa de empleo.

El INE describe a la población activa como toda aquella persona mayor de 16 años que, o bien tiene trabajo, o está desempleado pero buscando activamente empleo, una definición que en la actualidad representa a unas 654.200 personas en Aragón (de los que 136.300 están desempleados), pero que a mediados de 2012 ascendía hasta los 672.500 a pesar de que entonces el número de desempleados era sensiblemente inferior (126.000). 

Este descenso tan llamativo ha sido motivado, según explican los sindicatos, por todas aquellas personas que tras varios meses sin empleo han dejado a un lado la búsqueda activa, claudicando ante la falta de expectativas e, incluso en mayor medida, por todos los ciudadanos que han salido del país. Dos circunstancias que en los últimos años se han multiplicado tristemente en la Comunidad. No en vano, según un reciente informe elaborado por Randstad, en Aragón hay en la actualidad 73.480 personas que llevan más de un año en el paro, y los últimos datos del censo revelaron que solo en 2013 habían salido de la región hasta 24.000 extranjeros, la gran mayoría de ellos en edad laboral.Idéntica tasa de paro, pero con 11.000 empleos menos

Como consecuencia de este desplome de la población activa, en los últimos meses se han producido continuas alegaciones de los partidos de la oposición y los sindicatos hacia el Gobierno central a partir de la lectura que el Ejecutivo hace de los datos de empleo. Así, si bien el número de parados (apuntados al Servicio de Empleo) ha descendido en los últimos meses en todo el país, esta mejoría no ha encontrado un paralelismo claro en la creación de nuevos puestos de trabajo.

Volviendo a Aragón esta perspectiva queda clara al ver cómo a pesar de que tanto a comienzos de 2013 como de este 2014 la tasa de paro era muy similar (22,52 y 22,85% respectivamente), los aragoneses que cuentan con trabajo han pasado en ese periodo de ser 511.800 a poco más de medio millón. En total, 11.000 empleos perdidos en ese lapso de tiempo que no son reflejados por la renombrada tasa de desempleo.

Desde la delegación del sindicato CC. OO. de Aragón hacen hincapié además en que esta caída de la población con posibilidad de trabajar se ha concentrando “preocupantemente” entre los más jóvenes. Así, entre 2012 y los datos más recientes del presente año 8.000 menores de 25 años aragoneses han cesado en la búsqueda de empleo “ lo que indica claramente que o bien esta parte de la población  ha continuado o retomado sus estudios” ante las escasas perspectivas laborales “o bien han decidido marcharse en busca de mejores oportunidades laborales a otra comunidad autónoma o a otro país”, según señala Sonia Bergasa, economista del gabinete técnico del sindicato.

Del mismo modo, Bergasa hace hincapié en que al margen del grave problema del paro y del deterioro del mercado laboral “también estamos asistiendo al continuo deterioro que se está produciendo en las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras” que actualmente cuenta con empleo, lo que hace que, en su opinión “no se pueda hablar todavía de que la crisis económica se ha dado por finalizada, ya que el mapa del mercado de trabajo aparece marcado por unas condiciones laborales cada vez más precarias, una continua devaluación salarial, el aumento de los contratos a tiempo parcial y una segmentación cada vez más acusada que ya ha comenzado a mostrar su cara más dura en forma de aumento de la pobreza y las desigualdades sociales sobre los colectivos más vulnerables, como parados de larga duración o mayores, jóvenes, mujeres e inmigrantes”.

Con todo, la reciente subida en casi 5.000 personas en la población activa de la Comunidad, aunque condicionada por los trabajos veraniegos, supone el mayor empuje al potencial laboral de Aragón desde hace casi 3 años, momento en el cual el desempleo entre los jóvenes aragoneses encaró su descenso más negativo, pasando de afectar a 3 de cada 10 menores de 25 años a más de la mitad en la actualidad.

Etiquetas