Despliega el menú
Aragón

Emotracking: la tecnología que mide nuestras emociones

Esta técnica evalúa el comportamiento humano ante contenidos audiovisuales, 'apps' o servicios.

Emociones de un usuario en un momento de la película 'El resplandor'
Emociones de un usuario en un momento de la película 'El resplandor'

Cada día se crean o eliminan millones de páginas web en el gigantesco universo en el que se ha convertido la red. La mayoría de ellas no cumplen con uno de los requisitos básicos que debería tener cualquier portal web o aplicación para smartphone: la usabilidad.

Según la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), la usabilidad es "la capacidad de un software de ser comprendido, aprendido, usado y ser atractivo para el usuario"; dicho de otro modo, se refiere al grado de facilidad con que puede usarse de forma satisfactoria. La usabilidad permite encontrar la información que queremos de forma rápida y sencilla.

Sin embargo, muchas empresas e instituciones no muestran demasiado interés en mejorar la usabilidad de sus páginas web o aplicaciones. "Lo ven, a veces, como un añadido extra en lugar de como parte integrante del proyecto desde el principio", lamenta Diego Romero, Responsable de la División de Tecnologías Multimedia del Instituto Tecnológico de Aragón (ITA). Muchas empresas prefieren no invertir en este aspecto que consideran secundario, a pesar de que, según Joaquín Gracia, ingeniero de Tecnologías Multimedia del ITA y especialista en usabilidad y realidad virtual, "la inversión en usabilidad siempre es rentable, puesto que aumenta la productividad en las páginas web o 'Apps' en las que se aplica".

Desde la División de Tecnologías Multimedia de ITAINNOVA se ha desarrollado una tecnología, el Emotracking®, cuya aplicación puede ayudar a mejorar la usabilidad. "Emotracker® se está aplicando principalmente en proyectos de investigación: se trata de medir y comprender el comportamiento humano a la hora de interactuar con contenidos, aplicaciones o servicios", explica Diego Romero. El Emotracking® combina el seguimiento de los movimiento oculares del usuario (eye tracking) con el reconocimiento de expresiones faciales (affective computing). "Se trata de una técnica pionera que va más allá del eye tracking tradicional, indicando no sólo donde está mirando el usuario, sino también con qué estado emocional", comenta Isabelle Hupont, ingeniera de Tecnologías Multimedia del ITA y especialista en Emotracker®.

Emotracker® detecta si el usuario "está prestando real atención a lo que está mirando o, si por el contrario, está repasando de forma superficial, rápida y desestructurada los contenidos" comenta Romero. Y añade: "Esa información se relaciona en cada instante de tiempo con las emociones detectadas a través del análisis facial, de modo que podemos determinar si aquello que el usuario está mirando es lo que le provoca esa emoción".

Esta tecnología tiene múltiples aplicaciones, tanto a nivel comercial como de investigación. Según Romero, los sectores más interesados en esta técnica son los creadores de contenido audiovisual, el ámbito artístico y el publicitario, aunque no son los únicos. Asegura que su aplicación en campos como la psicología podría ayudar en "el diagnóstico prematuro de trastornos por déficit de atención o autismo".

Tanto Diego Romero como los miembros de su equipo, los ingenieros de Tecnologías Multimedia Isabelle Hupont y Joaquín Gracia, están convencidos de que "la técnica tiene un futuro prometedor", dado el interés que ha despertado en foros y congresos.

Con el objetivo de reconocer la labor de particulares, empresas o instituciones aragonesas que hayan desarrollado un proyecto on-line, Heraldo celebra la primera edición de los Premios 'Aragón en la Red'. Pueden participar todos los aragoneses o residentes en la Comunidad y aquellas empresas que estén registradas en Aragón.

Etiquetas