Aragón
Suscríbete

Belloch vincula su futuro al resultado del congreso extraordinario del PSOE

Los socialistas retrasan las primarias de Zaragoza hasta que se resuelva la crisis interna y elijan nuevo secretario general del partido y el candidato a las generales de 2015

El PSOE-Aragón está lleno de dudas a la espera de ver cómo el partido resuelve la crisis interna, del resultado del congreso extraordinario y de quién gana las primarias, si se celebran, para designar el candidato/a a las generales de 2015. Esto implica que los socialistas aragoneses tienen tres problemas sin resolver: la renovación a nivel regional tras el congreso federal y si se hace antes de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015; si eso cambia o no el candidato del partido a la presidencia de Aragón (pese a que Javier Lambán ganara las primarias autonómicas); y si habrá primarias o no para decidir el cabeza de lista al Ayuntamiento de Zaragoza. En esa línea, Juan Alberto Belloch, consciente de que el resultado del domingo y la caída de Rubalcaba le da mucho peso orgánico en Aragón y en Ferraz, vinculó ayer su futuro político al resultado del citado congreso extraordinario y de quién sea el candidato/a a las generales de 2015.

En cualquier caso, la situación en el PSOE-Aragón ha dado un vuelco significativo, sobre todo la decisión de Pérez Rubalcaba, cuya salida del partido pone en cuestión la continuidad o el papel de quienes fueron sus apoyos dentro del partido, que en el caso de Aragón fueron Javier Lambán y, sobre todo, Carlos Pérez, teniente de alcalde de Zaragoza, miembro de la ejecutiva federal y hombre de confianza de Rubalcaba. Es evidente que la próxima dirección federal, sea quien sea el secretario/a general, ni querrá problemas en las federaciones ni enfrentamientos por la listas. Y mucho menos en las pocas capitales de importancia donde tiene la alcaldía, como Zaragoza o Toledo con Emiliano García-Page.

Eso facilitaría que Lambán no tuviera oposición interna para acelerar un relevo en el liderazgo del partido y en la candidatura a la presidencia de Aragón, pero también daría todo el peso y la capacidad decisión a Belloch para decidir qué quiere hacer.

El alcalde ya hizo su apuesta por la andaluza Susana Díaz (o alguien de su confianza) para dirigir el PSOE y la posibilidad de Carme Chacón para las generales de 2015, si Díaz lo apoyase. Y le ha salido redondo, porque Díaz será la pieza clave en la reconstrucción del partido. Así que Belloch tiene opciones para estar en la próxima dirección federal y todo el poder para decidir si sigue o no como candidato a la alcaldía y para mantenerse como senador (con cargo en la Cámara Alta si quiere irse tras las municipales). En el PSOE aragonés hay nervios y recelos, sobre todo entre los que daban por amortizado a Belloch.

Etiquetas