Despliega el menú
Aragón

Los cereales aragoneses no levantarán cabeza aunque la primavera traiga lluvias

Desde UAGA prevén pérdidas de hasta el 50% en zonas como la Comarca del Aranda, Belchite o Los Monegros.

Cosecha de cereal
Los cereales aragoneses no levantarán cabeza aunque la primavera traiga lluvias

Un otoño seco, un invierno suave y una primavera que aunque ha traído algunas lluvias durante los últimos días, no han resultado de gran ayuda. Tras una cosecha tildada como “histórica” en el 2013, los agricultores aragoneses, especialmente los de la provincia de Zaragoza y parte de Huesca, se enfrentan a una de las peores recolectas de los últimos años.

Desde UAGA calculan que entre un 20% y un 50% de daño por sequía afecta ya a los cereales de invierno en las comarcas del Aranda, Cinco Villas Bajas, Monegros-Zaragoza, Belchite, Valdejalón, Cariñena y Tarazona, en la provincia de Zaragoza. Litera, Somontano, Cinca Medio, Monegros-Huesca, Bajo Cinca y la Hoya, en la provincia de Huesca. En estas zonas, la planta se encuentra encañando y espigando sin haber acumulado las reservas de agua y nutrientes necesarios para llegar a buen término y dar una cosecha aceptable. Solo las comarcas pirenaicas y la provincia de Teruel han conseguido escaparse de la sequía.

En algunas zonas los cultivos de cereal aún se pueden recuperar algo si llueve, pero en otros, el daño es irreversible. Necesitaríamos que cayesen muchos litros de agua y eso en Aragón es una utopía”, explica el responsable del Sector Herbáceos de UAGA, Javier Langa. “La segunda siembra, la que se hizo después de las lluvias, ha dado mejores frutos que la que se hizo en seco en el mes de noviembre. Aunque es muy poco representativa”, añade Langa. “En muchos sitios el cereal ya nació mal y aunque llueva en primavera, es muy difícil enderezar la situación”, concluye.

La cosecha será similar a la del 2012

Todavía es muy pronto para hacer una previsión de la cosecha a ciencia cierta, pero desde UAGA aseguran que las perspectivas “no son nada halagüeñas”. Alcanzar las 2.016.469 toneladas del año pasado será “imposible”. Lamentablemente, la recolecta será más comparable a la del 2012, “también malísima por la sequía” y donde se recogieron alrededor de 668.450 toneladas, frente a las 1.340.000 del año anterior.

En relación con el regadío, las reservas hídricas son suficientes en la presente campaña y en estos momentos se están realizando las siembras de maíz y arroz.

Por otra parte, desde UAGA recuerdan a los agricultores que hasta el 15 de junio tienen abierto el plazo para suscribir su seguro complementario -para los que hicieron el de rendimientos-, así como el de pedrisco e incendio.

Etiquetas