Despliega el menú
Aragón

La obligación de declarar el IVA por internet trastorna a miles de personas en Aragón

La medida entró en vigor el 1 de enero, y muchos afectados, sobre todo arrendadores sin conocimientos informáticos, han mostrado su malestar.

El desaparecido modelo 390 en papel
La obligación de declarar el IVA por internet trastorna a miles de mayores

La obligación de declarar el IVA exclusivamente a través de internet ha generado gran malestar entre las miles de personas afectadas. La medida puesta en marcha por la Agencia Tributaria entró en vigor el pasado 1 de enero, y estipula que todos aquellos sujetos pasivos, sean personas físicas o jurídicas, que deban rendir cuentas por este tributo ya no pueden presentar su liquidación en papel.

Es el conocido como modelo 390, que hasta el año pasado se podía formalizar bien de forma telemática o bien entregándolo físicamente en las delegaciones de Hacienda. Se calcula que el año pasado se presentaron en todo el país 1,8 millones de estas declaraciones.

Pero lo que se presumía que iba a ser una medida de ahorro y simplificación de trámites se está convirtiendo en un quebradero de cabeza para todos aquellos contribuyentes que están poco o nada familiarizados con las nuevas tecnologías.

Así lo explica Salvador Faura, del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha): "Está afectando sobre todo a las personas mayores, y en concreto a aquellos que tienen algún local o inmueble alquilado", señala.

A su juicio, "la mayoría de los empresarios y profesionales autónomos ya realizaban el trámite por internet", bien ellos mismos o a través de servicios de gestoría contratados. El resto se ha encontrado "de golpe" con este cambio, ya que el aviso de la Agencia se realizó por carta el mes pasado, y "muchos no se han enterado todavía".

Como consecuencia, se suceden las visitas a Hacienda de personas que aún intentan presentar el modelo 390 en formato papel. Ante esta situación y el malestar generado, la Administración ha abierto diferentes puestos de apoyo y asesoramiento, para aquellos con más dificultades para adaptarse a la nueva metodología.

Expuestos a sanciones.

Desde el 1 de enero, la Agencia Tributaria ofrece tres vías telemáticas para declarar el IVA: mediante un certificado o DNI electrónico, con un PIN 24 horas, o a través del teléfono móvil, mecanismos que no están al alcance de todos por su complejidad.

Se calcula que unas 250.000 personas presentaban hasta ahora en papel el modelo 390. De no cumplir con la nueva obligación, se exponen a multas que se inician con una sanción informativa que acarrea el pago de 150 euros. Si se sigue demorando, la cuantía va creciendo progresivamente.

Faura teme que, en los casos más extremos, se lleguen a pasar contratos de arrendamiento al mercado negro para evitar este tipo de problemas, aunque de forma muy excepcional.

Menos ingresos para los huérfanos

Por otro lado, y como consecuencia directa de la obligación de realizar el trámite por internet, las ventas del formulario 390 se verán lógicamente suprimidas. Se da la circunstancia de que la producción y venta de estos impresos la llevaba a cabo una empresa cuyos beneficios se destinan al Colegio de Huérfanos de Hacienda, una institución benéfica creada en 1927.

"Conocemos a muchos de sus trabajadores y es una pena, porque están despidiendo a muchos de ellos", lamenta Fauras. Este organismo protege a los huérfanos proporcionándoles asistencia, instrucción y educación así como otras ayudas para los hijos discapacitados.

Etiquetas