Despliega el menú
Aragón

Aragón

Los ayuntamientos pierden ingresos para dar un respiro a los ciudadanos

La mayoría de los consistorios de más de 5.000 habitantes (25 en total) han optado por congelar gran parte de tasas e impuestos para 2014 aunque suponen una fuente importante de ingresos.

Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza
El Ayuntamiento tiene bienes asegurados por 850 millones
HA

Un asunto marca el compás de los últimos meses del año en los ayuntamientos: el tema económico. Es tiempo de cierre del ejercicio, presupuestos generales para el próximo y ordenanzas fiscales. En este último aspecto hay una constante durante los últimos años: la congelación. Ante la complicada situación económica son muchos los consistorios que llevan años sin aumentar la presión fiscal a sus vecinos.

En 2014, los impuestos y tasas de la mayoría de los 25 ayuntamientos aragoneses de más de 5.000 vecinos no se actualizarán. Tampoco los de las tres capitales aragonesas. Un 'detalle' de los consistorios para con sus vecinos que sin embargo compromete la situación de unas ya de por sí maltrechas arcas municipales.

"El año que viene los recortes que está aplicando la DGA y las medidas adoptadas por el Gobierno central nos van a costar en torno a un millón de euros. A pesar de todo, hemos preferido ser sensibles con la situación económica de los ciudadanos", dijo en 2012 Miguel Dalmau, alcalde socialista de Utebo, para justificar la congelación de la mayoría de impuestos y tasas municipales para este 2013. Una congelación que continúa en 2014 en el municipio zaragozano y en otros aragoneses, y por las mismas causas.

Como Utebo, otras localidades suman al menos dos ejercicios sin actualizar sus ordenanzas fiscales. También es el caso de Huesca, por ejemplo. La actualización más común es la que se hace de acuerdo al IPC (Índice de Precios al Consumo), aunque lo cierto es que cada ayuntamiento establece su criterio.

No hay que subestimar la importancia de estos ingresos para los ayuntamientos. Según los datos de la plataforma Transparencia de Cuentas Públicas, la recaudación media por aragonés en impuestos y tasas se situó en 2012 en torno a los 600 euros porque en total los ayuntamientos de Aragón recaudaron 813 millones de euros.

Para hacerse una idea más amplia de lo que suponen basta con indicar que el 61,4% de la recaudación total del Ayuntamiento de Zaragoza en 2011 se consiguió a través de impuestos y tasas. El impuesto que más beneficios dejó, 129,8 millones en total, fue el IBI.

Las congelaciones de impuestos y tasas se traducen en menos gastos para las familias aragonesas, muchas de ellas en serios apuros económicos, pero a la vez merman la capacidad económica de los ayuntamientos y las posibilidades de inversión. 

Como han criticado algunos de los grupos políticos contrarios a la congelación de tasas e impuestos en sus ayuntamientos, esta medida supone, en algunos casos, la caída de la inversión en infraestructuras, el empeoramiento de los servicios municipales y el aumento de la deuda municipal

En este sentido hay que señalar que en ayuntamientos como el de Zaragoza, la oposición desvirtuó estas congelaciones criticando que se hacían a costa de subir otros conceptos. En el caso de la capital aragonesa, las plusvalías, tal y como denunció el PP.  

Congelaciones... pero también algunas subidas y bonificaciones

La mayoría de los grandes ayuntamientos han optado por la congelación de impuestos y tasas, pero no solo. Son varios los que han aprobado, a la vez que las congelaciones, subidas y revisiones a la baja, además de bonificaciones en algunos aspectos.

Por poner solo algunos ejemplos, en Caspe se aprobó una congelación general de impuestos, una bajada del IBI del 17% y la actualización del recibo del agua de acuerdo al IPC. En Alagón, se han mantenido sin variación el 73% de las tasas, otras se han actualizado el IPC y algunas han subido un 10%.

El Ayuntamiento de Monzón decidió congelar la mayoría de aspectos de las ordenanzas fiscales y subir algunos servicios relacionados con los patronatos de Cultura, Deportes y Turismo y en Ejea de los Caballeros se optó por subir las tasas municipales un 1,5% y el agua un 3,2% y mantener invariables el precio de los impuestos.

Etiquetas