Despliega el menú
Aragón

Jornada sobre inteligencia límite

Rudi agradece el trabajo de las entidades sociales que sirven de "llamada de atención"

Diferentes organizaciones subrayan que las personas con inteligencia límite pueden integrarse en la sociedad si se les da "el apoyo adecuado".

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha agradecido el trabajo de las entidades sociales ya que si bien las Administraciones públicas "intentamos dar solución, en ocasiones llegamos detrás de la sociedad" y "si las asociaciones no dirigen nuestra mirada sobre esos problemas, pueden pasar desapercibidos", ha dicho, para añadir que estas organizaciones sirven "de llamada de atención, de alarma". 

Así lo ha señalado con ocasión de la inauguración de la Jornada sobre personas con inteligencia límite, en el Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, donde se ha presentado un estudio de necesidades de estas personas, elaborado por los investigadores de la Universidad de Zaragoza, María Frontera Sancho y Carlos Gómez Bahillo.

Rudi ha reconocido que "es fácil decir que se van a poner los medios", pero "no siempre se puede hacer lo que se quiere", aunque ha apuntado que en todas las Comunidades autónomas, también en la aragonesa, "existen programas especiales en los colegios para facilitar la detección y servir de apoyo a los niños y jóvenes que estén en esta situación".

No obstante, ha sostenido que si bien "la sociedad está muy sensibilizada con las personas con discapacidad física y psíquica", en el caso de las que tienen inteligencia límite "falta, en muchas ocasiones, que sean diagnosticadas y conocer las limitaciones que tienen".

En este sentido, ha expuesto que, según el estudio que se presenta en esta jornada, "solo el 50% de los encuestados detectaron las necesidades de sus hijos entre los 0 y 5 años" y en la etapa escolar, tanto las personas con inteligencia límite como las familias, "destacan como aspecto negativo la falta de adaptación al entorno escolar y la relación con sus compañeros".

Por el contrario, "la situación se revierte en el entorno laboral, donde se demuestra un alto grado de satisfacción, tanto de los afectados como sus familias, en las relaciones con sus compañeros de trabajo y los superiores".

Necesidad de apoyo

La presidente de Aragón ha resaltado la importancia del estudio para conocer "los ámbitos donde es mayor la necesidad de apoyo, aportando propuestas de mejora, tanto en materia de escolarización, que seguramente es la primera y más importante para que los niños no tengan el problema en el instituto, como en la integración laboral", así como medidas sanitarias, de ocio y tiempo libre.

"Todos estos estudios nos proporcionan un elemento de juicio objetivo a los responsables políticos" para "concentrar la actuación donde más se necesita", algo especialmente importante "en tiempos con una coyuntura económica como la presente, donde la utilización de los recursos económicos debe ser dirigida con precisión para garantizar la mayor eficacia".

Rudi ha incidido en "la importancia de la detección temprana de cualquier anomalía que suponga una limitación en el pleno desarrollo de la persona humana" y del diagnóstico específico y temprano, con "una actuación preferente".

Por todo esto, ha deseado que el estudio "sirva de base para la implementación de políticas que permitan la inclusión plena en la sociedad de este colectivo, que puede ser autosuficiente si se le dan los medios para ello".

La presidenta de la Comunidad autónoma ha manifestado que "a todas las personas hay que facilitarles las capacidades para poder integrarse", al tiempo que ha argumentado que "muchas veces, para las Administraciones, resulta más eficaz dar los instrumentos para la integración que prestar ayudas en otra vía".

Solidaridad

El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, ha precisado que el entorno "no ve a estas personas como iguales" y "ellos mismos reconocen esas limitaciones", para apelar a la "solidaridad y generosidad hacia los débiles".

La subdirectora general de Participación y Entidades Tuteladas de la dirección general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Mercedes Jaraba, ha apuntado que estas personas "están en tierra de nadie" y ha subrayado que si se realiza un diagnóstico "lo más tempranamente posible" los problemas se atienden mejor.

La presidenta de la Fundación Especial Caja Madrid, Carmen Cafranga, se ha referido "al sentimiento de indefensión y desorientación" que sufren estas personas, cuando "con el adecuado apoyo" pueden integrarse en la sociedad.

La presidenta de la Federación Enlinea, Magdalena Moriche, ha reclamado a la sociedad y a las Administraciones que "escuchen, atiendan" a estas personas y "las hagan productivas, no dependientes" para que "no se queden excluidas", tras comentar que había habido para este colectivo una disminución apreciable de ayudas por la crisis.

La gerente de la Fundación Picarral, María Teresa Soro, ha indicado que las personas con inteligencia límite "no están suficientemente reconocidas social y legalmente" y por eso "no tienen los apoyos que deberían tener".

Etiquetas