Aragón

Emigración

Más de 400 extranjeros sin recursos han dejado Aragón con ayuda del Gobierno

Hasta 446 inmigrantes se han acogido desde 2009 al Programa de Retorno Voluntario, que facilita la vuelta a su país de origen.

Los flujos migratorios siempre han estado marcados, en buena medida, por el mercado de trabajo. Fruto de la crisis y del aumento del paro, muchos extranjeros que habían establecido su recidencia en España han decidido hacer las maletas y regresar a su país de origen o recalar en un tercero.

Sin embargo, hay un buen puñado que, tras agotar sus ahorros se han visto incapaces de costearse siquiera el billete de vuelta. Para estas situaciones de vulnerabilidad social se desarrolló en 2009 el Programa de Retorno Voluntario para inmigrantes, que arrancó con fuerza y poco a poco se ha ido diluyendo por la cada vez más exigua dotación presupuestaria

Entre 2009 y el primer semestre de 2013, un total de 446 inmigrantes en Aragón han sido beneficiarios de la medida, que exige ciertos requisitos: tener residencia legal y la nacionalidad de un país que tenga convenio bilateral con España en materia de Seguridad Social, estar inscrito como demandante de empleo o tener reconocido el derecho a la prestación por desempleo de nivel contributivo, sin compatibilizarlo con un trabajo a tiempo parcial.

Por su parte, el beneficiario asume el compromiso de retornar a su país de origen en el plazo máximo de 30 días naturales contando y el de no retornar a España en el plazo de tres años. La ayuda incluye el pago del billete de avión para todo el núcleo familiar, gastos derivados del viaje y costes médicos en caso de que fuera necesario y orientación laboral e información sobre la situación de su país de origen.

En el primer semestre de 2013, apenas 14 personas se han acogido al plan de retorno desde Aragón. Estas ayudas del Ministerio de Trabajo e Inmigración ya han agotado el presupuesto que tenían asignado. Cruz Roja, la entidad que las gestiona en Aragón carece de más fondos para financiar su regreso. Sin embargo, el número de solicitantes y de personas que requieren información cada vez es mayor y la ONG maneja una lista de espera.

Disminuyen las ayudas

A nivel nacional, el número de personas que han percibido la prestación ha ido disminuyendo a lo largo de los últimos años, a pesar de que, como explican las diferentes ONG que gestionan el servicio, la demanda es más notable. En los cuatro años que lleva funcionando este sistema han dejado España 10.299 personas, de las que 4.365 lo hicieron en 2009. Los años siguientes las prestaciones fueron disminuyendo hasta alcanzar los 1.219 del año pasado.

La comunidad ecuatoriana es, en la Comunidad aragonesa, la que más ayudas de este tipo ha recibido, seguida de la colombiana y la peruana.

Etiquetas