Aragón

Aragón

Los vigilantes estarán en Daroca y Zuera hasta final de año

A finales de 2013 se hará una evaluación de esta experiencia piloto. Si es satisfactoria, el programa se implantará en más cárceles.

Los vigilantes privados estarán en Daroca y Zuera hasta finales de año
EFE

Los vigilantes privados que llegaron a las cárceles aragonesas de Zuera y Daroca los primeros días del pasado mes de mayo seguirán en sus destinos hasta finales de año. Esa fecha es la que ha marcado el Ministerio del Interior como horizonte para valorar cómo ha funcionado esta experiencia piloto, según han informado fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) tras mantener una reunión, el pasado 4 de julio, con la Dirección General de la Guardia Civil.

En un primer momento se había determinado que esta primera experencia con seguridad privada en los centros penitenciarios españoles durara nueve meses, pero parece que el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz analizará el próximo mes de diciembre los apenas siete meses de trabajo de los vigilantes.

En el encuentro en el que la AUGC fue informada de esta decisión, los altos cargos del Instituto Armado informaron que la evaluación de Interior podría tener varios resultados. Por un lado, que Interior determinara que la experiencia había sido negativa y decidiera que no merece la pena continuar con ella. Esta es una resolución que desde AUGC ven "altamente improbable".

El resto de conclusiones posibles implicarían la valoración positiva del programa y su posterior ampliación al resto de centros penitenciarios en dos circunstancias: aumentando el número de vigilantes (actualmente hay dos por turno) o manteniendo el número actual de vigilantes hasta finales de 2014 para ser ampliado en 2015 durante un periodo de 12 meses. Esta es, según la asociación de guardias civiles, la resolución "más probable".

El miedo de las plantillas de Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía que trabajan en la seguridad exterior de las cárceles siempre ha sido que el Gobierno quiera sustituirles por vigilantes privados. Esto es algo que no va a pasar, al menos, hasta finales de 2015, según AUGC.

"La intención inicial y actual de la Administración es que no se produzcan modificaciones de las plantillas en los centros penitenciarios, pero si llegado el momento (no antes de dos años y medio a partir de ahora) hubiera que llevar a cabo alguna reducción, el compromiso es que esta sea la mínima posible, reconociendo el derecho preferente

para la misma Comandancia y anunciando vacantes a tal efecto en la misma Comandancia", se lee en el comunicado de la asociación. 

En ningún caso se tocarían las plantillas de Guardia Civil encargadas del traslado de presos. Los vigilantes de seguridad solo podrían reforzar este servicio, pero nunca sustituirlo. 

Etiquetas