Despliega el menú
Aragón

Educación

La prueba a los alumnos de sexto llegará a todo Aragón

La prueba ha contado con la oposición de asociaciones de padres y profesores, rechazo que llevó a que en algunos centros no participaran alumnos, algo que la consejera ha lamentado.

Hoy, alumnos y profesores de Zaragoza han dado clase en la calle contra la LOMCE
Clase en la calle contra la LOMCE_2
P.F.

La prueba piloto de sexto de Primaria que se celebró en Teruel el pasado 27 de mayose implantará progresivamente en todo Aragón, como un sistema de "asesoramiento y mejora de los centros", según ha afirmado la consejera de Educación, Dolores Serrat.

"Sirve para conocer las fortalezas y las debilidades del centro", ha dicho Serrat, y por ello ha defendido esta prueba de final de ciclo de Primaria "que hay que ir implantando en todo Aragón".

La prueba ha contado con la oposición de asociaciones de padres y profesores, rechazo que llevó a que en algunos centros no participaran alumnos, algo que la consejera ha lamentado.

Serrat ha defendido esta prueba durante la firma de un convenio con la Diputación Provincial de Teruel para realizar 46 obras de mantenimiento en la provincia, por un importe de 360.000 euros, que aportarán al 50 por ciento ambas instituciones.

La consejera ha destacado que además de la inversión prevista dentro del Plan de infraestructuras para los centros escolares, el Departamento va a disponer de otros 15 millones de euros provenientes del Plan Impulso con lo que "las necesidades definidas estarían atendidas".

Entre los primeros centros en los que se va actuar gracias a esta nueva aportación están los de San Blas, Villaspesa o Valderrobres.

En respuesta a las preguntas de los periodistas, Serrat ha resaltado que no se van a suprimir las listas de profesores interinos sino que se trata de un cambio en los criterios de baremación con el objetivo de "seleccionar a los mejores profesores de la Comunidad Autónoma".

Sobre las críticas de los sindicatos a las políticas del Departamento, ha rechazado los "prejuicios" con los que acuden a negociar y ha indicado que le "preocupa la desconfianza, con la que es difícil avanzar", mientras que sobre cómo pueden afectar las ratios mínimas a las aulas rurales, ha asegurado que "se estudia cada caso" porque si se aplicara la ley de manera estricta cerrarían 114 de las más de 340 aulas de la provincia.

"Pedagógicamente tiene que haber un número mínimo", que el Departamento ha establecido en cinco, pero ha asegurado que también se tendrán en cuenta criterios como la distancia que deban desplazarse o la dificultad del transporte.

También estos criterios contarán en la supresión de 1º y 2º de la ESO en los centros de Primaria. "Esta situación es irregular y en Aragón lleva 16 años, con las consecuencias pedagógicas que tiene", ha apuntado.

En Teruel afecta a 13 centros y Serrat ha asegurado que "si hay situaciones excepcionales se valorará", aunque ha recordado que la medida no comenzará a aplicarse hasta el curso 2014-2015. 

Etiquetas