Aragón

Los efectos de la crisis

"No vivíamos por encima de nuestras posibilidades"

Una pareja que tenía un pequeño negocio ha perdido la empresa, el trabajo y la casa. Su sueldo no pasaba de 1.200 euros y ahora sobreviven con lo justo.

"Quisiera que los señores banqueros y dirigentes de este país se enteren de una vez de que la inmensa mayoría no vivíamos por encima de nuestras posibilidades", expresa su indignación Ana, una mujer a la que la crisis ha dejado sin trabajo y sin casa.

"Mi marido y yo rondamos los 50 años, tenemos un hijo, y durante años una pequeña empresa en la que nuestro sueldo no pasaba nunca de los 1.200 euros (cada uno). Nuestra casa era un piso normal, en un barrio normal. Y nuestros terribles caprichos: ir al cine de vez en cuando y una semana al año a la playa (sin pasar de Salou)", cuenta ella.

Pero con la crisis tuvieron que cerrar su empresa y vender la casa para pagar las deudas. "Ahora mi marido trabaja por 800 euros y le embargan una parte. Yo cobro una ayuda familiar. Te acostumbras a que te den ropa, a no ir a ninguna parte, a no celebrar cumpleaños, a seguir como puedes...", cuenta Ana.

Y asegura que se sintió "indignada" cuando el director del banco le dijo que 'eso le pasa por haber vivido por encima de sus posibilidades'. "Yo pensaba que tener una casa, comida e ir al cine de vez en cuando era lo normal en un país moderno y democrático. Me equivoqué. Vivía muy por encima de mis posibilidades".

Etiquetas