Despliega el menú
Aragón

Día Mundial contra el Sida

Aragón registra 100 casos al año de infección por VIH y 20 de sida

Desde que en 1985 se diagnosticara el primer enfermo de VIH en la comunidad, se han notificado 1.630 casos y han fallecido 950 personas.

En Aragón se diagnostican 100 casos nuevos cada año de infección por VIH, el virus de inmunodeficiencia humana, y 20 en los que ya se ha desarrollado el sida, aunque estos datos son solo la "punta del iceberg" porque se estima que el 30 por ciento de los infectados no lo sabe. 

Así lo ha señalado el coordinador de sida de Aragón, Javier Toledo, quien ha agregado que desde 1985, año en el que se diagnosticó el primer enfermo de VIH en la comunidad, se han notificado 1.630 casos y han fallecido 950 personas, las cuatro últimas este año hasta el día 31 de junio.

De los casos notificados, 229 fueron en la provincia de Huesca, 103 en la de Teruel y 1.298 en la de Zaragoza.

Toledo ha aportado estos datos antes de participar en una mesa científica con otros expertos, al igual que lo ha hecho en un comunicado el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Sancho, con motivo de la celebración este sábado, 1 de diciembre, del Día Mundial del Sida.

Una enfermedad que tuvo su máxima incidencia en Aragón en 1994 y en la que, a partir de 1996, los casos notificados han ido descendiendo debido a los tratamientos retrovirales y a la puesta en marcha de medidas de prevención, ha explicado el coordinador del sida de la comunidad.

Sin embargo, Toledo ha subrayado que el 30% de los infectados por VIH, unos 1.000 o 1.200 en Aragón, lo desconoce porque, a pesar de realizar prácticas de riesgo, no se hacen la prueba diagnóstica.

En este sentido ha indicado que, desde que se puso en marcha el registro de sida en la comunidad en Aragón (Sistema de Información de Nuevas Infecciones por VIH), hace cuatro años, se han notificado 477 nuevos diagnósticos, de los que el 63% son varones frente al 77% que se daba anteriormente.

En concreto, de los 51 nuevos diagnósticos de los seis primeros meses de 2012 (98 en el 2011) corresponden 44 a la provincia de Zaragoza, seis a la de Huesca y uno a la de Teruel.

El incremento entre el sexo femenino se debe, fundamentalmente, al mecanismo de transmisión, que ha pasado de ser por el uso compartido de jeringuillas al de transmisión sexual, ha informado el coordinado de sida en Aragón.

Asimismo, el 45 por ciento de los diagnósticos se produce con un retraso importante, por lo que ha dicho que debería ser una prioridad el diagnóstico, mientras que el grupo de edad más afectado se sitúa entre los 25 y 40 años.

Por su parte, el director general de Salud Pública ha informado que se ha producido un cambio en el perfil de las personas afectadas por el VIH, así como en los patrones epidemiológicos de transmisión del virus.

"En los años 80 normalmente afectaba a usuarios de drogas que compartían jeringuillas, homosexuales y hemofílicos" y en la actualidad "ha habido una disminución de la percepción del riesgo porque esta enfermedad ya no es mortal, se puede llegar a convertir en una enfermedad crónica con el tratamiento adecuado", ha agregado en un comunicado del gobierno aragonés.

Lo mismo ha ocurrido en opinión de Sancho con la vía de contagio, pues "se ha pasado de la vía parenteral a la vía de la transmisión sexual motivada por prácticas sexuales de riesgo", al tiempo que ha asegurado que "actualmente se puede decir que es una epidemia que está estabilizada", si bien en el primer semestre de 2012 se han notificado 10 nuevos casos, todos ellos en Zaragoza.

Sin embargo, el director general ha hecho hincapié en que "la principal prevención de la enfermedad es la información, que la sociedad sepa cuales son las vías de contagio y cómo poner medias para no resultar afectado por el VIH/sida".

En este mismo sentido se han manifestado el coordinador del sida, el jefe de Medicina Interna del Hospital Miguel Servet, José Miguel Aguirre, y la doctora Piedad Arazo, de las unidad de enfermedades infecciosas del Servet, quienes han atendido a los medios de comunicación antes participar en una mesa científica.

Aguirre ha señalado que, aunque el diagnóstico precoz es importante, lo mejor sería no entrar en situaciones de riesgo y aprender a ser responsables con uno mismo, además de que la administración vuelva a poner en marcha campañas informativas sobre el sida.

Porque según Arazo es una enfermedad de la que todavía siguen falleciendo personas, alrededor de un 8 por ciento de los infectados, y en la que, aunque se puede diagnosticar la infección a las cuatro o seis semanas de la situación de riesgo, pueden pasar años sin desarrollarse.

Además es una patología crónica, que deberá arrastrar toda la vida una carga de medicamentos y visitas al médico y al laboratorio, y lo que es peor, el estigma que sufren los enfermos ante el rechazo de la sociedad.

Etiquetas