Aragón

Financiación autonómica

El Estado compensará con gasto corriente los 191 millones que rebaja a Aragón

La directora general de Presupuestos ha destacado que la cantidad final a percibir será de 2.788,7 millones de euros en lugar de los 2.979,5 que el gobierno aragonés consignó en su presupuesto.

Los 191 millones que rebaja el Estado se compensarán con gasto corriente
CORTES

La directora general de Presupuestos del gobierno de Aragón, María Rosario Carnicer, ha explicado este miércoles que los 191 millones de euros que va a dejar de ingresar la comunidad en concepto de financiación autonómica se compensarán con ahorro en el gasto corriente y en transferencias, fundamentalmente. 

Así lo ha indicado en una comparecencia hecha en las Cortes de Aragón a petición del PSOE para explicar la situación actual del presupuesto de la comunidad, una vez conocida la cantidad que el Estado transferirá a la comunidad por el sistema de financiación autonómica.

Carnicer ha destacado que la cantidad final a percibir será de 2.788,7 millones de euros en lugar de los 2.979,5 que el gobierno aragonés consignó en su presupuesto.

Por lo tanto, es necesario un ajuste de 191 millones de euros, que se conseguirán con una contención del gasto pero también gracias al margen suplementario del 0,2% otorgado por el Estado a las comunidades en el objetivo del cumplimiento del déficit, que ha pasado del 1,5 al 1,3% del PIB para este año y que da un margen de 69 millones más al gobierno de Aragón.

En este sentido, al plan económico financiero establece medidas para asegurar el cumplimiento del déficit, especialmente en el capítulo II de gasto corriente.

La directora general ha dicho que, en esta área, se limitarán las asistencias técnicas, los estudios realizados por otras empresas y los gastos divulgativos, además de haberse autorizado retenciones de crédito por 24 millones de euros, 20 de ellos en ahorro en gasto sanitario. En este capítulo entra también la eliminación del programa de libros de texto gratuitos, que ahora se subvencionan solo a las familias más necesitadas gracias a becas.

Ahorro por capítulos

En el capítulo I, de gastos de personal, Carnicer ha explicado que se ahorrará también al eliminar las aportaciones al plan de pensiones de empleados públicos, que no ha cuantificado, a pesar de que la diputada socialista Ana Fernández ha dicho que será una cuantía de dos millones de euros.

Las medidas de ahorro en sanidad y educación fijadas por real decreto por el gobierno central suponen en este capítulo de personal 5,3 y 16,22 millones de euros respectivamente.

La directora general ha asegurado que en el capítulo de personal hay "margen de maniobra" en asuntos como la reorganización de plantillas o de los turnos y vacaciones, y que se está trabajando en ello.

Respecto al capítulo IV de transferencias de capital, se producirá un ahorro de 34,3 millones en el gasto farmacéutico y se eliminarán 121 millones de euros de partidas destinadas a subvenciones variadas, al decretarse su retención.

Se producirá, además, una bloqueo del gasto en el capítulo VI de inversiones corrientes de 3,94 millones y de 19 millones en el VII, de transferencias corrientes.Las subvenciones, no obstante, se están "priorizando" y "revisando" para no dejar de atender las cuestiones más importantes.

En respuesta a los grupos, la directora general ha apuntado que los fondos transferidos del Estado no llegarán a Aragón antes del tercer trimestre de este año, teniendo en cuenta la demora en la aprobación de los presupuestos generales, y ha indicado, además, que el gobierno ya ha contratado la mitad del endeudamiento autorizado para este ejercicio.

Fernández ha lamentado que la retención de 121 millones en subvenciones dejará "sin oxígeno" y obligará a cerrar a muchas entidades, al tiempo que ha indicado que la buena gestión del gobierno anterior hace posible que el esfuerzo de ajuste sea ahora menor.

José Luis Soro (CHA) ha criticado que ahora el gobierno diga que el incremento del objetivo del déficit es "una buena noticia", lo que "da la razón" a quienes creen que la obsesión por la estabilidad presupuestaria es "un error".

A su juicio, los recortes en sanidad y educación, o en otras cuestiones como las subvenciones, son "una acción impresentable e insolidaria".

El portavoz de IU, Adolfo Barrena (IU) ha criticado que los presupuestos de la comunidad estén sometidos, una vez aprobados, a las decisiones que adopte el gobierno de España y ha pedido garantías de que no haya más recortes.

"Las perspectivas para el periodo 2012-1014 son negras, muy oscuras, y tendremos que hacer recortes. No hay ingresos suficientes para una estructura de gastos que nos hemos dado en época de bonanza y que ahora no somos capaces de soportar", ha indicado por su parte el diputado del PAR Antonio Ruspira

Etiquetas