Aragón

En 2011

Aragón sufrió 1.042 accidentes provocados por animales

La mayoría de los siniestros fue por la incursión de jabalíes en la calzada. No hubo muertos pero sí 22 heridos.

Imagen de archivo de un accidente en Huesca
Aragón sufrió 1.042 accidentes provocados por animales
G.CIVIL

Las carreteras aragonesas registraron el año pasado más de mil accidentes provocados por animales. En concreto fueron 1.042, en los que no hubo que lamentar víctimas mortales, pero sí 22 heridos, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En la mayoría de estos siniestros estuvo presente un jabalí (663), aunque también presentaron importantes problemas para la seguridad vial los perros abandonados y los cérvidos.

Quizá por la naturaleza de sus carreteras y de su fauna autóctona, la provincia de Huesca ha sido históricamente la más afectada en este sentido dentro de las fronteras aragonesas. En el conjunto del país, el número de accidentes ascendió a más de 17.000, con un balance de 10 personas fallecidas y 84 heridos graves.

Por comunidades, la peor parada sin duda es Castilla y León, que registra el 36% del total de los accidentes, seguida de Galicia, con el 18%. Y a todo ello hay que sumar el sufrimiento de los animales en este tipo de accidentes. Según cálculos de la DGT, sus operarios retiran un millar de cadáveres de animales al día en las carreteras españolas.

Para evitarlo, los técnicos estudian diferentes métodos, con mayor o menor éxito. El más empleado es el vallado de las vías de circulación, pero algunos expertos señalan que lo único que se consigue es trasladar el problema hasta allí donde se acaba la valla. Otras medidas experimentales son los repelentes olfatorios (desprenden olores similares a los depredadores) o los 'captafaros' (que reflejan la luz de los faros de los coches para asustar a los animales).

Según un reciento informe del Real Automóvil Club (RACC), el riesgo de accidente crece en primavera y otoño “debido a la actividad que los animales realizan durante el amanecer o el ocaso, coincidiendo con el momento en que las personas se trasladan o vuelven de sus trabajos”.

Este organismo recomienda reducir la velocidad en zonas boscosas y al pasar por lindes de bosques o campos con poca visibilidad. Además, “si la colisión es inevitable, mejor un choque controlado que una evasión incontrolada”, señala el estudio. Se aconseja sujetar bien el volante, seguir recto y frenar. “Las maniobras de evasión arriesgadas pueden poner en peligro al conductor y ocupantes del vehículo o de un vehículo que circula en sentido contrario o acabar en un choque contra un árbol”, asegura.Menos indemnizaciones

Más allá de los daños personales, las pérdidas económicas generadas en los accidentes de tráfico con animales son incontables, y suponen un problemas para miles de conductores, que se enfrentan a la duda de quién debe correr con los gastos del suceso.

Los seguros 'a todo riesgo' suelen cubrir la totalidad del percance, mientras que con los obligatorios de responsabilidad civil dependerá de quién ha sido el culpable del accidente: el conductor o el dueño del animal.

En este sentido, la DGA ha modificado recientemente el artículo 71 de la Ley de Caza de Aragón, de forma que la administración regional ya no indemnizará por accidentes de tráfico causados por fauna cinegética “cuando no se haya observado la debida diligencia en la conservación del acotado, en cumplimiento de las obligaciones que la normativa impone a su titular”.

Etiquetas