Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Educación

Los barrios en expansión de Zaragoza concentran los problemas de escolarización

Fapar y las asociaciones vecinales alertan de las dificultades que podrían sufrir zonas con más niños que vacantes como Montecanal, Rosales del Canal, Valdespartera y, en el futuro, Arcosur.

Dos padres revisan las listas tras el sorteo
Varios padres revisan las listas tras el sorteo
J.L.G.

El sorteo de los números para dirimir empates en la adjudicación de plazas de Infantil en los colegios saturados, que se realizó este miércoles en 62 centros de Aragón, ha dejado a cientos de padres y madres felices, a otros tantos decepcionados y, sobre todo, la constancia de que en algunos de los barrios en expansión de Zaragoza podría haber problemas para reubicar a los niños sin plaza en el colegio elegido.

“El aumento de la ratio y la disminución del número de solicitudes han ocasionado que haya plazas libres en todas las zonas de escolarización, pero podrían surgir problemas en subzonas como Montecanal y Rosales del Canal”, explica Nieves Burón, secretaria técnica de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (Fapar).

“Los dos colegios de estos barrios están llenos y cualquier centro alternativo implica alejar demasiado de su domicilio a los niños”, afirma Burón, quien critica la mala planificación de la administración. “La alta demanda en estas zonas despeja cualquier duda. Las plazas de estas zonas no son suficientes”, indica la secretaria de Fapar. Desde Educación, conscientes de que la demanda supera con creces la oferta educativa de los barrios en expansión, aseguran que es imposible escolarizar a todos los niños en su zona y advierten de que el proceso de escolarización todavía no ha acabado.

Pero, tras las palabras de la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, que aseguró que no se ampliarán las ratios, la única opción para que los colegios con más demanda pudieran admitir a más alumnos sería aumentar el número de vías. Una solución que se plantearán este viernes la comisión de garantías -formada por representantes de sindicatos de profesores, federaciones de padres y administración- y que no acaba de convencer a muchos padres.

“Es pan para hoy y hambre para mañana”, afirma Nacho del Corral, portavoz de la Asociación de Vecinos Entrelagos de Rosales del Canal, uno de los barrios más afectados por la saturación. “Ahora mismo hay aulas vacías en el colegio Rosales del Canal, ya que los niños más mayores son los de 3º de Primaria, pero ampliar el número de vías en Infantil supondría una masificación del centro en el futuro”, continúa Del Corral, quien advierte de que el barrio sigue creciendo: “El año que viene aumentará el número de solicitudes, y todavía serán más al siguiente. Necesitamos soluciones”.

Tres de los cuatro colegios que hay en estas zonas no tienen plazas libres. “El único centro con vacantes es el Valdespartera II, que todavía no está construido y cuyos alumnos estarán físicamente en la otra escuela del barrio”, relata Jorge Serrano, presidente de la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera. Y la demanda se incrementará cuando lleguen los nuevos vecinos de Arcosur, que se comenzarán a mudar al barrio a partir de verano y que, de momento, no tendrán ningún centro educativo en su zona.

El problema es menor en otras zonas donde, aunque también hay colegios con muchas más solicitudes que vacantes, hay centros relativamente cercanos con plazas libres, como en el barrio Jesús o en Parque Goya.

La 'lotería' de las plazas de Infantil

Al margen de los problemas de escolarización que podrían producirse en algunos barrios, muchos padres estuvieron pendientes este miércoles del sorteo de los números que permitirán dirimir posibles empates para adjudicar las vacantes de 62 centros aragoneses. Una lotería que cada año deja sonrisas y lágrimas en los colegios saturados.

“Nosotros hemos tenido suerte. Hemos venido cuatro padres juntos y parece que entrarán todos nuestros hijos”, aseguraban David Blasco, Carmen Valiente, Marta García y Mari Paz Lahuerta tras el sorteo del colegio Ronda Norte, en Parque Goya, que había recibido 102 solicitudes para 100 vacantes. También se fueron contentos Javier Olvés y Marta Berges, quienes pasaron momentos de verdadero nerviosismo. “Todavía tengo a 4 ó 5 por detrás, así que espero no tener problemas”, aseguraba Berges después de que hablara el azar.

Etiquetas