Aragón
Suscríbete

Cómo convertirse en un virtuoso de la cocina... desde los 12 años

Portada de este original manual para jóvenes cocineros
Portada de este original manual para jóvenes cocineros

Tal y como cita la autora del libro 'Primero batir los huevos... Cocina creativa para jóvenes principiantes', Ada Parellada, "tarde o temprano te acaba pasando lo mismo que al resto de jóvenes del planeta: tus padres deciden que eres lo bastante mayor para prepararte el desayuno, la comida o la cena". De ahí este manual, dirigido a chavales de entre 12 y 18 años.

Con un lenguaje directo, cercano y muy animado, la autora introduce a los chiquillos en el fascinante mundo de la gastronomía y les muestra cómo elaborar ricos platos de diferentes niveles de dificultad.

Tres capítulos por edades

El libro se articula en tres grandes secciones: recomendaciones y sugerencias de platos para el grupo de chicos de 12 a 14 años con el título 'Estreno ESO';  menús para los que tienen entre 14 y 16 años con el divertido nombre de 'Que lo paséis bien, padres'; y el denominado 'Me lo juego todo', destinado a chavales que llegan hasta los 18 años.

Las sugerencias culinarias no son muy complicadas y sí muy originales, para que a los jóvenes lectores les seduzca la idea de meterse en la cocina y dar forma a platos sabrosos que van más allá de huevos fritos, hamburguesas o espaguetis lisos y lasos.

Sopa de sandía, cuscús con mango...

Un ejemplo para el grupo de 12 a 14 años: sopa de sandía y tomate, y crema de coliflor con sobrasada, de primeros; crujiente de sardinas o conejo al minuto, de segundos; y para los deseados postres, copa de queso fresco con fresones o pastel 'potente' de chocolate. ¿Quién puede resistirse?

Un paso adelante y solo un poquito más de dificultad en el grupo de 14 a 16 años. Aquí el joven lector puede dejarse seducir por la idea de elaborar un picadillo de patata con sobrasada, crema de calabaza, arroz chino, gallo con frutos secos y salsa de naranja, la siempre seductora hamburguesa pero ahora con virutas de queso parmesano y salsa agridulce, y una riquísima 'mousse' de melocotón en almíbar.

Y llega el turno de, como reza el título de la sección para los mayores, 'jugárselo todo'. Los chicos de entre 16 y 18 años pueden lanzarse a crear un seductor 'risotto' de brócoli y anchoas, un cuscús con mango, aceitunas negras y menta, huevos a la mallorquina, bacalao a la miel y trufas de chocolate sobre crema de papaya.

Estas y otras muchas recetas que facilita la autora están pensadas para cuatro personas. Cada una de dichas recetas se compone de cinco apartados complementarios en los que se facilitan consejos para incluso mejorar la propuesta inicial, herramientas que facilitan el proceso, alimentos alternativos a los sugeridos en origen, ideas para agilizar la preparación de los platos y cómo implicar a los padres en estas nuevas actividades culinarias.

Asimismo, se ofrece un pequeño y divertido epígrafe con seis 'normas' dirigidas a los padres, para que se muestren receptivos y condescendientes con sus intrépidos nuevos cocineros del hogar.

Volver a la portada de ESCOLAR

Etiquetas