Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

UN RECLAMO PARA TODOS

Niños y mayores conquistan Tarazona

Los hinchables para los niños centraron la jornada de ayer, junto con el vermú para la tercera edad.

Los niños contaron ayer con hinchables y otros muchos juegos en el Espacio Municipal de Ocio.
Niños y mayores conquistan Tarazona
N. B.

Las charangas de las peñas volvieron a despertar ayer a los turiasonenses. Los más mayores salieron pronto de casa por la mañana porque tenían una excusa perfecta para hacerlo: el vermú para la tercera edad.

Cada año el Ayuntamiento de Tarazona homenajea a este sector de la población y les obsequia con un aperitivo al aire libre. «Nos habremos reunido con motivo del vermú unas seiscientas personas», calculó Alejandro Gracia, presidente de la Asociación Comarcal de Jubilados de la ciudad, que colaboró con el Consistorio en la organización de esta cita.

Unos disfrutaban mientras otros trabajaban, ya que a los miembros de la brigada municipal les tocó preparar el aperitivo, al igual que hicieron en la jornada previa con el reparto de migas. Dispusieron varias mesas largas en una zona sombreada del parque de Pradiel, junto al río Queiles, y encima de ellas sirvieron todo tipo de viandas: embutidos, encurtidos, refrescos, vino? Estaba todo del gusto de los mayores, porque lo cierto es que no sobró demasiado.

«Cada año ocurre lo mismo: la gente se abalanza sobre las mesas en cuanto retiran las cintas protectoras y ya no dejan sitios libres. La comida se acaba rápido y como no andes rápido, te quedas sin nada», protestaba Mariano, un turiasonense sexagenario del barrio de La Inmaculada.

Pero no es el único acto que se programa pensando en ellos, ya que los conciertos-vermú que se organizan en los barrios periféricos de la ciudad (San Miguel, Tórtoles y Cunchillos) se realizan con la intención de llegar también a las personas que no pueden disfrutar de las actividades festivas que se desarrollan en el centro de Tarazona.

Saltando sin parar

Pero si hay unos que se lo pasan especialmente bien en las fiestas son los niños. Ayer, al igual que el día anterior, hubo parque infantil y los más pequeños disfrutaron saltando sin parar en los castillos hinchables o deslizándose por los toboganes.

Estos juegos son una alternativa a las ferias que dan un descanso al bolsillo de los padres, ya que se trata de un entretenimiento gratuito que se ofrece dentro de la programación municipal.

Hoy los hinchables se sustituirán por talleres creativos y lúdicos para los niños, donde seguro que los responsables del Espacio Municipal de Ocio les harán forzar la imaginación a la vez que pasan un buen rato.

La programación del penúltimo día se completa con la suelta de vaquillas amenizada por la charanga de la peña Desbarajuste, el concurso de recortadores en la plaza de toros, un espectáculo de baile de la República de Taiwán en el teatro Bellas, el concierto 'Tributo a Michael Jackson' y la verbena que cada noche cierra la programación.

Los vecinos de Tarazona encaran ya la recta final de los festejos, que terminan el próximo jueves 1 de septiembre. Se trata de unos días en honor a su patrón San Atilano, nacido en la ciudad del Queiles. En 1644 Felipe IV autorizó la concesión a los turiasonenses de una reliquia del santo, que se trasladó hasta la ciudad en medio de numerosos festejos civiles y religiosos el 28 de agosto de ese mismo año. Desde entonces, las fiestas se hicieron coincidir con ese día, aunque el santoral le dedica el día 5 de octubre, que también es una jornada festiva en Tarazona.

Etiquetas