Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ARTURO VALlS

"Mi sueño es ser burbuja Freixenet"

El actor y presentador valenciano señala que siempre ha sido "más gracioso que canalla".

Arturo Valls, es un 'Buenagente' pluriempleado que 'ahora cae' en el 'Museo coconut'.
"Mi sueño es ser burbuja Freixenet"

¿Baila bien el vals?

Soy más de claqué y de charlestón (risas).

O de la ruta del bacalao. Usted es valenciano...

¡Cuánto daño ha hecho Chimo Bayo, con todo el cariño del mundo!

'Ahora caigo'. ¿No le da miedo caer después de tantos años en el candelero?

Pues como ya nos hemos caído alguna vez, se te va quitando el miedo...

¿A quién tiraría por la trampilla?

A Teddy Bautista. Aunque más bien sería a la gente con morro que abusa del poder y de la autoridad.

¿Cómo se le daría a Belén Esteban el 'Ahora caigo'?

Depende de los temas. Pero si hablamos de pollo, crisis matrimonial y Hacienda casi seguro que se lleva los 200.000 euros (risas).

Le veo muy puesto en el tema rosa...

¡Es inevitable! Es tal la sobredosis que es difícil escapar.

Decía que no sería el hombre de moda hasta que saliera en el 'Hola', ¿lo ha conseguido?

Fíjese que soy más de 'Diez minutos'. No sé por qué. Me debe faltar algo de glamur (risas). La verdad es que formar parte de ese mundo no me apetece mucho.

Y su madre, ¿qué le dice?

¡Que a ver cuándo salgo en el 'Hola'! (risas). A ella sí que le haría ilusión...

Usted se apunta al humor. Nada de papeles dramáticos en su carrera...

¡Qué pereza! Si alguien se atreve a proponérmelo, pues lo haré. Pero no es una obsesión.

Y ¿para cuándo burbuja de Freixenet?

Eso es un sueño. Yo quiero el traje de burbuja (risas). Voy practicando y hasta me pongo un bañador de lentejuelas para ver si me lo piden.

De mayor quiere ser...

Un 'bon vivant' tipo Luis Ortiz, con Gunilla y todo.

Pues tiene pinta de canalla graciosillo...

Venga, va... la damos por buena. Más gracioso que canalla. Y, ojo, que tampoco he sido el gracioso de las fiestas. Siempre he sido el segundo más gracioso. No me gustaba estar en primera línea.

Entonces ha sido muy ligón...

He sido. Para qué lo voy a negar. De todo se cansa uno. Me lo he pasado muy bien. Pero lo mejor que he hecho es tener pareja y un hijo.

No tiene precio que su primer beso fuera en una noria...

Sí, fue muy bonito... pero un poco mareante.

¿Es muy romántico?

Muuuucho. A veces me lo echan en cara y me dicen que no me pase (risas).

Tras la parodia de 'La isla de los nominados', ¿se plantearía entrar en un 'reality'?

Me da mucha pereza pasar hambre. Me gustaría más un 'reality' con Mario Vaquerizo. Acompañarle con las cervezas sí que me animaría.

Haciendo de psicólogo en 'BuenAgente', ¿se ha psicoanalizado muchas veces?

Nunca. Creo que tiraría más de barra de bar y de amigo que de gabinete psicológico.

Se quitó el traje negro tras 'CQC'. ¿Le queda algún superpoder?

(Risas). Ninguno. Con el traje negro te aguantaban la pregunta incómoda y sin él nos hemos quedado en pelotas.

¡Desde luego, porque no para de desnudarse en la tele!

¡Es verdad! Casi le he cogido gustillo.

No para de decir que tiene las ingles preciosas. ¿Tan bonitas son?

Eso son tonterías que dices y que te persiguen siempre. Es verdad que otra cosa no, pero tengo unas ingles... Por eso quiero hacer de burbuja Freixenet, para poder lucirlas (risas).

Entonces de la flauta travesera no hablamos...

(Risas). Ahora estoy con el ukelele. Y esta vez va en serio. Para la próxima entrevista lo sabré tocar.

Se abre el telón y sale Arturo Valls, ¿qué película es?

'La vida es una tómbola' (risas).

Etiquetas