Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TARAZONA

La reliquia de San Atilano regresa a la catedral

Tarazona vivió ayer el día grande de sus fiestas patronales, con misa y procesión a las que asistió la presidenta de Aragón.

Luisa Fernanda Rudi y Luis María Beamonte en una imagen de archivo
La reliquia de San Atilano regresa a la catedral
N. BERMEJO

Tarazona vivió ayer el día grande de sus fiestas. Tras tres décadas de obligado parón por las obras de restauración, la catedral de la ciudad volvió a celebrar la misa en honor de San Atilano después de su reapertura hace unos meses.

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, no quiso perderse este momento histórico y estuvo presente tanto en la misa como en la procesión por las calles del centro de la ciudad. En la seo, manifestó su admiración por «la magnífica y esplendorosa recuperación de un bien que había permanecido treinta años cerrado» y aseguró «sentir un gran orgullo por poder desfilar por las calles de Tarazona acompañando a su patrón y compartir este momento con representantes municipales y el resto de turiasonenses».

Rudi recordó que «la ciudad del Queiles suena en los lugares más dispares del mundo gracias a su catedral, su judería y al Cipotegato» y explicó que «sus fiestas logran trasmitir y empapar a vecinos y visitantes de la cultura y la historia más universal de Tarazona».

En la procesión, se formó un largo desfile con los gigantes y cabezudos, los danzantes de El Buste, los Gaiteros de Tarazona, el Cipotegato, los peñistas portando la reliquia del santo, el obispo de la diócesis, la corporación municipal junto a Luisa Fernanda Rudi, la banda de música y cientos de vecinos que quisieron completar el recorrido.

Para Carlos Magallón, socio de la peña Chalibes, «después de treinta años sin poder entrar y sacar el santo, es un día importante» o José Antonio Pellicer, de la peña Garrafus, dijo no querer perderse «el sacar el brazo de San Atilano por la puerta de la catedral». Para Jesús María Ramos, de la peña Dominguera, fue una satisfacción «volver a pisar la catedral el día de la fiesta mayor».

Casi al mismo tiempo, las familias con niños pequeños tenían una cita ineludible, el denominado 'Cipotegato chiqui', una actividad que se puso en marcha hace ya algunos años con gran éxito y es cuando los más jóvenes tienen su primer contacto con la fiesta más conocida de su ciudad.

En el parque de Pradiel, decenas de niños imitaron a los mayores y armados con pelotas de espuma rojas, sustituyendo a los tomates, se las lanzaron sin parar a un Cipotegato que recorría una y otra vez un recinto acotado.

Hoy la programación se dedica a la comarca de Tarazona y el Moncayo, y la jornada comienza con un almuerzo a base de migas, al que están invitados todos los vecinos y alcaldes de la comarca.

Por la tarde, se celebrará la segunda corrida de la feria taurina. Los diestros Manuel Díaz 'El Cordobés', David Fandila 'El Fandi', y Alberto Álvarez lidiarán toros de la ganadería de Carlos Charro de Salamanca.

Etiquetas