Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

UN CLUEDO EN VIVO

Cómo ser un buen detective (o asesino)

Un grupo de amigos convertidos en el profesor Mora y compañía, una casa con mucha vida nocturna y, muy importante, una muerte deseada por algunos de los allí presentes. A partir de ahí, todo depende de los participantes.

Resulta difícil descubrir al asesino en una reunión repleta de ejecutivos, cirujanos y pintores bohemios.
Cómo ser un buen detective (o asesino)

Se acabó susurrar el nombre del asesino antes de que la investigación de la película llegue a su fin. Ahora todo aquel con pretensiones de detective tiene una nueva ocasión para medir sus habilidades con el Cluedo en Vivo, a la vez que celebra una despedida de soltero o simplemente disfruta de una noche especial. Un grupo de amigos convertidos en el profesor Mora y compañía, una casa con mucha vida nocturna y, muy importante, una muerte deseada por algunos de los allí presentes. A partir de ahí, todo depende de los participantes.

El guión de la velada está definido, al menos sobre el papel. Conforme van llegando los presuntos investigadores la fiel asistente del señor Monroe les da la bienvenida y les presenta entre sí. Nathalia Antas, directora de la compañía responsable, Zaragoza Servicios, advierte de que cada uno actúa según el papel adjudicado y por lo tanto no todos se conocen. Eso sí, todos tienen un oscuro secreto detrás que les relaciona con el asesinato del señor Monroe y que tendrán que ocultar.

De hecho, los asistentes interiorizan el pasado del personaje y asumen sus rasgos "hasta olvidar en ocasiones con quiénes están hablando", como explica Nathalia. "Todos vienen a divertirse, aunque la tensión de descubrir al asesino es muy fuerte", añade. Durante toda la velada, de unas tres horas de duración, los trabajadores de la empresa de Zaragoza Servicios controlan el avance de la investigación escondidos en otro papel, para no perturbar el ambiente creado. "Hay veces que tenemos que dirigirlos cuando se estancan en un punto y no avanzan, pero en general tratamos de dejar libertad para que todos se acusen y se defiendan", matiza Nathalia.

El pique comienza ya una semana antes de la reunión, cuando la empresa manda a los participantes un cuestionario para otorgarles un rol acorde a su carácter. Unos días después reciben contestación con su personaje y una breve descripción de su personalidad. "Los papeles son extremos, pero siempre tienen alguna semejanza con la persona", comenta la directora de Zaragoza Servicios. También apunta que siempre hay alguna sorpresa: "Las mujeres no siempre se llevan los papeles de chica; los hombres disfrutan el doble con minifalda y peluca".

Para poder llevar a cabo esta reunión tan particular hace falta una casa más amplia de lo normal. Por eso la empresa recomienda alquilar también una casa rural «porque se crea mejor ambiente en un edificio grande, con muchas habitaciones y apartado de la ciudad». Sin embargo, esta condición no es necesaria; Nathalia apunta que también crearon estos falsos asesinatos en pisos de Casetas o San José. "Adaptamos la acción al lugar, pero siempre manteniendo una buena trama que les obligue a pensar", aclara.

Al final, los participantes terminan devanándose los sesos para encontrar al asesino del señor Monroe, pero también el lugar, el arma y el motivo. Pasadas las bromas iniciales entre los chicos con minifalda y las chicas con bigote y barba, la tensión se apodera de los investigadores, que no dudan en acusarse entre sí. "¡Eso es mentira! No hace falta que digas nada más ¡Tú robaste a mi hija!", grita en la escena del crimen una madre con pelo en pecho.

Estas indagaciones para aficionados comenzaron en 2009 y a pesar de la escasa publicidad "tienen una acogida sensacional", en palabras de Nathalia. Al ser una de las pocas empresas que realizan una partida de Cluedo en vivo, los asistentes tienen orígenes diferentes. "Vienen de toda España a jugar aquí, de Madrid y Barcelona, incluso de Málaga. Creo que ya ha pasado media Navarra por aquí", explica Nathalia sonriente. Todo apunta a que los detectives de andar por casa seguirán acudiendo a la ciudad porque Zaragoza Servicios volverá a matar al señor Monroe todos los fines de semana hasta octubre.

Etiquetas