Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

RUTA DE LAS BRUJAS

De Bécquer a Batman

Curro Fatás transita ahora por los senderos que Gustavo Adolfo Bécquer recorrió en el romántico siglo XIX. De Borja a Tarazona, un viaje por el Moncayo. Allí, Currito elabora mermeladas y la canta a una nueva especie, el murciélago autotóctono del Moncayo. Igual acaba la historia en película: Batman pasea por Veruela.

Curro Fatás, en la puerta de Veruela. De cartas desde la celda de Bécquer, a cocinar rica mermelada
De Bécquer a Batman

Acabará agosto y todavía quedará extraviado en mi memoria algún figura omitido en la inolvidable nochecita de 'Cantar y no dar el cante'. Ya me disculpé de mi querida Faraona, de Manolo Alonso y su guitarra, de Alcolea 'and company'. Hasta de Paco Franco y su caballo Prieto Azabache. Antes de que gobierne el otoño, convendría citar también a Pepe y sus rancheras. Y Manuela y la jotica de Robres (la que cantan los esquiladores). Ayer llamé a Paquito de Guadix para recordar algún nombre más, pero como Paqui ha regresado por un par de meses a sus orígenes en Guadix (Granada) y le han restringido las llamadas entrantes en el móvil, apenas puedo recordar a Luis Garriga. Atleta olímpico, saltador de altura en sus años mozos, ahora toca la guitarra (él dice que la acaricia, pero bueno?) y articula algún bolero, además de cantar por Luis Aguilé: «Es una lata el trabajar?», ya saben, ¿no? Garriga es de Borja. Ama Borja. Y el Huecha. Y el Moncayo. No se puede eludir el Moncayo en una ruta de Aragón. Tejado de la Cordillera Ibérica. Blanco y dormido en invierno, vivo y verde en primavera, y embriagador y sugerente en otoño y verano. Embrujador siempre. Como Bécquer en el XIX, Garriga de cicerone. Todo un romántico en el siglo XXI. Rimas y leyendas. Y cartas desde la celda, que ya estamos en el patio de Veruela. Bálsamo contra la tuberculosis. Garriga describe el inicio de la Ruta de Bécquer, con el peirón instalado junto al monasterio, guapo de noche y de día (el cenobio me refiero, claro). Y conviene hacer una paradita en Vera. Y también en Borja, aunque el Huecha todavía no sea navegable.

Enfrente del monasterio, en La Corza Blanca se come y se canta, o se escucha cantar. Fresquito cuando en Zaragoza hace una calorina de miedo. Garriga se queda en Borja, y en Veruela aparece Curro Fatás. Solo hay que ver la foto. Obra de Antonio Casas, gaitero y conductor del 'añonero', esto es, el autobús que va de Añón a Tarazona. Ya les dije que la cámara de fotos de mi hermana era un asco. Currito también ha huido de Zaragoza. Exilio dorado en las faldas del Moncayo. Vive en Vera y trabaja en Trasmoz. Allí ha parido Bubub, que era un rey hecho de estrellas que vivía en el país del mismo nombre. Por cierto, no aparece en los mapas. Seguimos. Tomen asiento que vienen curvas: ahora Currito hace mermeladas de autor... Lo explica el mismo 'prota': «En un mundo tan rápido que cuando estás pensando en ir ya has vuelto, hemos decidido darle un golpe de estado al tiempo y tomarnos las cosas con calma. No tenemos el patio para más ruido. Así que hemos plantado nuestro tipi a la vera de un antiguo Dios disfrazado de montaña japonesa (el Moncayo o Moncayomanjaro), nos hemos calzado los mocasines de neorrurales un poco señoritingos (pero con buen gusto, eso sí), y nos hemos decidido a hacer nuestras alquimias, añadiendo al buen hacer artesano de la tradición (buenas materias primas, buena lumbre, tiempo y amor) y un toque irreverente de perfumes etílicos, especias y delicatessen. ¿El resultado? Voilà: Bubub, mermeladas de autor». Hay de naranja, ron y canela. Y de melocotón a la ginebra de naranja. Y de mandarina y calabaza al Grand Marnier. Y de kiwi, limón y tequila. Y de tomate ligeramente picante al whisky. Y de cebolla caramelizada al vino tinto. Y la llamada de Los Amantes (mora, manzana, agua de rosas, canela y cava). Y la del Encierro de San Fermín (ciruela roja y pacharán). Y gelée del cofrade (mistela y clavo de olor). Y gelée de chacolí. Y hasta de cava y oro comestible. A la rica rebanada debajo del Moncayo.

Vampiros y murciélagos

Pero hay más. Entre tanto aire dulzón, el padre del cierzo nos tiene reservadas más sorpresitas. Hablando de las brujas y de Bécquer, había que ponerle un poquito de misterio a la ruta. Esto no es Transilvania, con el conde Drácula y los vampiros; pero a nosotros, no merece la pena ocultarlo, nos gusta la noche. Currito lo canta y yo lo intentaré contar. Viene a resultar que tres décadas después del fallecimiento del recordado Félix Rodríguez de la Fuente, en el Moncayo han descubierto una nueva especie de murciélago. Al animalito le han puesto por nombre murciélago autóctono del Moncayo. ¿Aparecerá en el próximo número de 'Nature'? ¿Quizás en 'Fotogramas'? ¿Le hará una entrevista Sardá si regresan 'Crónicas Marcianas'? ¿Aparecerán Spielberg y Woody Allen por el Moncayo? ¿Encarnará Currito al nuevo 'Batman'? De momento, en honor del nuevo bicho cantará esta noche (23.00) en las cuevas de Añón. Le acompañará a la guitarra el gran Jorge Berges (el que toca 'Entre dos aguas' casi como Paco de Lucía, y alguna noche incluso mejor) y Alonso Martínez. También acudirá el 'dj' Albertico. Esto promete.

Y llegamos un poco tarde a Trasmoz, que la feria medieval fue el pasado 4 de julio, donde Currito interpretó el romances de las brujas en perfectos octosílabos. También prometemos darnos una vuelta por la casa del poeta, donde poetas de todo el mundo acuden a componer. Y por Litago, sede de la maravillosa editorial Olifante y su Festival Internacional de Poesía. Y también a Añón, donde los pintores Javier y Borja de Pedro tienen dos salas de exposiciones. Y allí también vive Merche, autora de las patillas que se dejan caer por mi testa. Y luego volveremos a Trasmoz, donde mora el escultor sevillano Luigi Maraes y la cantante turca Aline. Y el quesero de Trasmoz, comentarista del programa 'A vivir Aragón' de Miguel Mena, también habitante junto al castillo. ¿Qué les parece? ¿Hay que darse una vuelta por el Moncayo o no?

De vuelta a la capital, hubo parada y fonda en Las Brujas de Bécquer en Tarazona, donde el cocinero Juanjo Latorre pregunta por todo lo que hizo y deshizo el torero Antoñín Baena en su recordada estancia junto al Cipotegato. Toreros de casta, como Enrique González 'El Bayas' o Paquito Vallejo. Recomiendan el pub Goya, en la placeta de Nuestra Señora. Allí se puede encontrar a Pepe Mayor. Y también una vueltecita por el Charlot, el Factótum o Babilón. Si quieren sentarse a la mesa con Juanjo, tampoco es mala opción. El amigo participó en el programa 'Un país en la mochila' de Labordeta, donde cocinó setas en el capítulo del Moncayo. Como les diría... Delicioso. Aunque a mí me privan más los artículos de Larra, como acariciar el verso de un poema de Bécquer, como ver a Currito vestido de Batman.

 

Cantar en La Corza Blanca. Voces armoniosas a unos metros del cenobio.

Falta la 'R' en el peirón. Punto de partida de la Ruta de Bécquer en Veruela.

Guiño gastronómico. Juanjo Latorre cocina de lujo en Las Brujas de Bécquer.

Etiquetas