Aragón

A QUEMARROPA

Carmen Lomana: "No sé comer bocadillos"

Lomana reconoce que no tiene chándal y que le encantaría rodar con Amenábar.
Carmen Lomana: "No sé comer bocadillos"

Se ha convertido en un personaje mediático imprescindible, ¿se lo explica?

No me explico nada y no tengo conciencia de estar de moda. Procuro mantenerme al margen del tema de la popularidad.

Con lo tranquila que estaba sin que la conocieran...

Sigo estando muy tranquila. Tengo mi mundo, mi vida... El único problema es que ahora cuando voy a la playa, a veces, hay paparazzis.

¿Le compensa con el dinero que tiene?

Una en la vida no hace las cosas solo por dinero. Yo, gracias a Dios, tengo de sobra hasta que me muera a no ser que haga cosas muy raras.

Ahora tiene enemigos, ¿cómo es como enemiga?

Soy fatal porque no me interesan las peleas.

Sus negocios los tiene al margen de este mundo, ¿no?

Trabajo muchísimo. En la vida da tiempo de todo si tienes disciplina y capacidad de trabajo.

Se habla mucho del dinero que tiene, ¿es todo verdad?

Hay muchas leyendas urbanas, pero ni las voy a confirmar ni las voy a desmentir. Jamás ha salido de mi boca la palabra millonaria o que tenga mucho dinero.

¿Le molesta que le digan pija multimillonaria?

El de pija no, porque eso yo no sé lo que es. Sí me molesta que me llamen multimillonaria. Es un adjetivo absurdo que no tiene valor.

Si Amenábar la llama para una película, ¿qué le dice?

Que sí, aunque sea para decir «La cena está servida», porque le admiro. Pero, por ejemplo, a Santiago Segura le dije que no.

¿Y sigue sin chándal?

No tengo chándal, me parece incómodo, da calor, te hace gorda, es vulgar...

Es privilegiada por no necesitar el gimnasio...

Nunca me he sentido peor en mi vida que cuando me pegaba las palizas bailando en 'Más que baile'. Me dolía todo.

¿Y hace dieta?

Nunca he hecho dieta. Me encanta comer.

¿Come hamburguesas?

De las normales no como muchas, pero de las mías sí, porque son de pollo a la parrilla y tienen menos calorías. ¡Me encantan!

¿Y las come con las manos?

No me gusta mucho mancharme las manos y no sé comer bocadillos. Normalmente las parto con la mano en cuatro trozos pequeños.

¿Qué tal la religión 'lomanista'?

No sé lo que es, aunque lo del 'lomanismo' tiene su gracia. Si yo tuviera que definirlo sería una actitud ante la vida de alegría, de relativizar y de ser buena gente.

¿Se presentaría a las elecciones con un partido 'lomanista'?

No, para hacer el ridículo siempre hay tiempo.

¿Liga tanto como dicen?

Cada vez que me ven con alguien dicen que es mi novio. Nunca he tenido problemas para ligar, he ligado más de lo que me podía imaginar.

Pero su pareja deberá ir bien vestida.

Si no ya le diré yo qué se tiene que poner y en dos meses no lo conoce ni su madre (risas).

Sus habitaciones llenas de trajes son la envidia de muchas españolas...

¡Pues si los vieran iba a ser mucho más la envidia! (Risas).

¿Cuánto se puede gastar al mes en ropa?

Eso se va acumulando. Con que te compres un bolso de Hermès cada uno o dos años, y con mi edad, imagínese los que tengo.

¿Tiene algo de Zara?

¡Me encanta Zara! Compro muchísimo. Y en H&M he descubierto que tienen muy buen algodón.

¿La arruga es bella?

Arrugas, las justas. Yo me haré un lifting el día que lo necesite. Solo me operé las bolsas de los ojos hace ocho años y es mentira todo lo que la gente dice que me he operado.

¿Es una mujer frívola?

Cuando quiero. A ratos. En general sé frivolizar mi vida porque si no sería muy dramática.

Etiquetas