Aragón
Suscríbete

Ruta de las fuentes curativas del río Huerva

Bañera del balnerio, olvidada entre la vegetación
Bañera del balnerio, olvidada entre la vegetación
F. ITURBE

Este recorrido nos lleva a conocer una serie de manantiales con probadas propiedades curativas muy conocidas por nuestros abuelos. La ruta tiene dos ramales, uno de menor longitud por la margen izquierda del río, tomando el Camino de la Fuente de la Salud (arranca junto a la puerta del Stadium Casablanca) y recorriéndolo hasta alcanzar la terraza fluvial en que se levantaba el Balneario de Zaragoza, alimentado precisamente con las aguas de esta fuente.


Por la margen derecha, remontaremos desde el Ojo del Canal el camino de la Fuente de la Junquera hasta alcanzar el popular manantial. El recorrido, en otro tiempo jalonado de frondosas olmedas, lo está hoy por impenetrables urbanizaciones. Desde la fuente seguiremos nuestro camino remontando el río, para alcanzar enseguida la fuente de la Teja: pequeño remanso de paz en el que todavía se puede descubrir a un delicioso Huerva. Continuando el camino, y tras atravesar Cuarte y la urbanización Santa Fe, alcanzaremos el Monasterio del mismo nombre, cruzando a la margen izquierda.


Aquí abandonaremos el cauce para ascender por el Acampo Santa Fe y, tras superar el obstáculo de la autovía por el camino habilitado bajo ella, alcanzaremos el manantial de Fita Santa Fe: las reputadas aguas del siglo pasado que todavía manan vivas.


En la red se puede conseguir una amplia información de esta ruta y su ubicación exacta en el libro ‘Fuentes curativas de Zaragoza. Naturaleza mágica’, editado por el Ayuntamiento de Zaragoza y cuyos autores son Paco Iturbe y Angel Ruiz. Consulta on-line en: http://www.zaragoza.es/contenidos/medioambiente/cda/fuentescurativas.pdf