Despliega el menú
Aragón

La Amazonia se formó hace 20 millones de años al surgir los Andes

La selva amazónica debe su riqueza en especies a la aparición de las montañas de los Andes, según un estudio en el que participan científicos españoles y que se publica en la revista Science. El análisis subraya descubrimientos recientes que determinan que el lento ascenso de las montañas de los Andes es la fuerza principal que subyace a la extraordinaria biodiversidad de la región

Salto del Ángel, río Amazonas en Venezuela
Salto del Ángel, en el río Amazonas
LUIS CARRILLO/CSIC

La biodiversidad amazónica se debe a la formación de los Andes y no a consecutivos cambios climáticos sufridos por la región, como se había pensado hasta ahora. Esta nueva teoría echa por tierra los supuestos mantenidos hasta este momento por la ciencia sobre un fenómeno, el de la rica diversidad de especies del Amazonas que ha intrigado a los especialistas desde los tiempos de Darwin.

Esta nueva teoria ha sido demostrada por un equipo de científicos internacionales entre los que se encuentran investigadores españoles de Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en un estudio que acaba de ser publicado en el último número de la revista especializada Science.

El estudio, describe cómo la geología de la región amazónica, como el movimiento de placas tectónicas del Pacífico que originó la aparición de los Andes, ha influido en la evolución de la flora y fauna en el dinámico paisaje de la región. Para llegar a esta conclusión, los investigadores han comparado los patrones de distribución actuales de animales y plantas con datos geológicos y moleculares (secuencias de ADN), con el objetivo de mostrar cómo la mayor diversidad de la región amazónica se encuentra actualmente en una superficie de más de un millón de kilómetros cuadrados en la cuenca occidental del río Amazonas, espacio que se habría formado en los últimos 23 millones de años como resultado del progresivo levantamiento de los Andes.

Hasta ahora, las teorías más aceptadas relacionaban el origen de la biodiversidad en la Amazonía con los cambios climáticos desencadenados por las glaciaciones del periodo Cuaternario, en los últimos dos millones de años. Según explica Isabel Sanmartín, investigadora del Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC) y especialista en biogeografía, que dirige el equipo del CSIC participante en el estudio, “esta estrecha relación entre la historia geológica de la cordillera Andina y la formación de la cuenca amazónica implica que todo trabajo que pretenda entender el origen de la mega-diversidad amazónica debe retroceder en el tiempo hacia los últimos 20 millones de años".

Esta reconfiguración del escenario paleogeográfico amazónico incluyó la formación de un enorme sistema de lagos, el sistema Pebas, que ocupaba de más de un millón de kilómetros cuadrados; es decir, una superficie equivalente a parte de Colombia,

Ecuador, Perú y la región oriental de Brasil. Esta gran masa de agua se habría secado tras el nacimiento del río Amazonas hace 10 millones de años, lo que permitió a los animales y plantas de zonas limítrofes colonizar una nueva región de tierra firme y

diversificarse rápidamente. En la actualidad, esta zona alberga la mayor biodiversidad de toda la región.

Etiquetas