Aragón
Suscríbete

PADRÓN MUNICIPAL

Los Pintanos, obligado a empadronar a una vecina que lo solicitó hace dos años

Un nuevo auto del juzgado contencioso administrativo impone las costas del incidente al Ayuntamiento por su "temeridad y mala fe".

Después de dos años de lucha por conseguir volver a estar empadronada en Los Pintanos, la vecina Eva María Sola, cuyos padres residen en el núcleo Undués-Pintano de este pequeño municipio cincovillés al que ella viaja semanalmente, ha conseguido que el Ayuntamiento vuelva a darle de alta. Fue el pasado 10 de febrero, aunque, eso sí, el Consistorio todavía no se lo ha notificado a la interesada.

 

Una primera sentencia condenó al Consistorio por silencio administrativo y valoró la vinculación de esta mujer con el municipio para que volviera a ser incluida en el padrón. El pasado diciembre, otro auto obligó a ejecutar la sentencia, pero el Ayuntamiento volvió a recurrirlo y no lo cumplió. El pasado 10 de febrero la afectada solicitó que se ordenara el cumplimiento del auto de ejecución provisional.

 

Apenas unos días después, el juez concedió un plazo de tres días para que se indicara quién era el responsable de que el empadronamiento no se hubiera hecho efectivo. El Ayuntamiento contestó dos días después indicando que el empadronamiento se había hecho efectivo el mismo 10 de febrero, aunque ni se ha notificado ni se ha expedido el correspondiente certificado a la vecina.

 

El pasado 1 de marzo se rubrica otro auto judicial en el que le impone las costas del incidente al Ayuntamiento de Los Pintanos, en el que califica de "temeridad y mala fe" la actuación municipal. En el auto se incide en que la ejecución provisional se notificó el 3 de diciembre y "no solo no se cumplió en un plazo razonable, sino que se empleó dicha falta de empadronamiento para impedir el ejercicio de un derecho".

 

Esto último hace referencia al hecho de que a la demandante no se le permitiera asistir a una asamblea vecinal celebrada el pasado 21 de enero.

 

Eva María Sola interpuso una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Sos del Rey Católico ese mismo día por presunta prevaricación e impugnó el acta de esta asamblea. La querella se trasladó al juzgado número 2 de Ejea de los Caballeros y los hechos fueron puestos en conocimiento de la Delegación del Gobierno en Aragón, que dio cuenta a la Fiscalía. El próximo jueves, el alcalde de Los Pintanos, Guillermo Garcés, deberá declarar en calidad de imputado.

Un derecho constitucional

Después de dos años de lucha, Sola se pregunta ahora "si un ciudadano debe pasar por todo este calvario para que se le reconozca un derecho constitucional". Y añade, haciendo referencia a la existencia de una sentencia judicial que reconocía su empadronamiento desde hace casi un año, que "la soberbia de un alcalde nunca puede estar por encima de la propia Justicia ni pisotear los derechos de uno de sus vecinos".

 

Sola reconoció que todavía no ha recibido su certificado de empadronamiento del Ayuntamiento de Los Pintanos ni consta en el Instituto Nacional de Estadística (INE) su alta en el padrón, por lo que ha tenido que solicitar al juzgado testimonio del documento para poder aportarlo en el INE y así causar el alta censal.

Etiquetas