Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO

Cinco municipios de la provincia compartirán un vehículo con radar

Los Ayuntamientos de Tarazona, Ejea, La Puebla de Alfindén, Villanueva de Gállego y Zuera vigilarán así que se cumplan las limitaciones de velocidad en los núcleos urbanos

El Ayuntamiento de Tarazona y la Dirección General de Tráfico, a través de la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza, han firmado un acuerdo de cesión de un vehículo equipado con un radar para controlar la velocidad en las vías de la ciudad. El vehículo no será de utilidad exclusiva para Tarazona, sino que lo compartirá con otras cuatro localidades de la provincia: Ejea de los Caballeros, La Puebla de Alfindén, Villanueva de Gállego y Zuera.

 

"Los promotores de esta solicitud fuimos nosotros, y después se han ido sumando municipios y nos consta que hay todavía más a los que les gustaría contar con este radar", aseguran fuentes de la Policía Local de Tarazona.

 

Con esta iniciativa se intenta "dar respuesta a las quejas y demandas de ciudadanos que se han venido formulando a lo largo de esta legislatura, ya que en varias vías de la ciudad algunos conductores hacen caso omiso de la limitación de velocidad en el núcleo urbano, con el consiguiente peligro para la seguridad de los viandantes", señala el concejal de Tarazona José Luis Lamana, quien además indica que no hay que olvidar que ha habido accidentes graves dentro del casco urbano, "alguno de ellos con resultado de muerte".

 

Parece que últimamente se habían incrementado las quejas de los turiasonenses, y el Ayuntamiento pensó en distintas alternativas, sobre todo para las travesías de la N-121 y N-122, como pasos de peatones elevados para obligar a reducir la velocidad de los conductores. Finalmente se llegó a un acuerdo con la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza y en breve comenzará a funcionar el radar.

 

El primer periodo en el que el vehículo operará en Tarazona será del 22 de febrero al 1 de marzo, pero después no se sabe con exactitud cuándo volverá, ya que el coche deberá ser trasladado a Madrid, donde lo calibrarán. Lo que sí es seguro es que pasará una semana en cada uno de los municipios donde se ha autorizado su utilización.

La intención de la Policía turiasonense es utilizarlo en los puntos más conflictivos, como las travesías de las carreteras nacionales, la ronda del Seminario, el Camino de Villaconcha o la calle de la Ciudad de Teruel, por nombrar algunas. "Esperemos que su intención no sea únicamente la de recaudar dinero", dice un conductor turiasonense.

 

"Mucha gente tiene miedo de cruzar y queremos conseguir una mayor seguridad vial en la ciudad. La mayoría de los conductores son prudentes y circulan con respeto, pero siempre hay unos pocos que van a más velocidad de la permitida sin hacer caso de las señales", aclara Lamana.

 

El vehículo en cuestión es un Toyota Prius, un coche híbrido que funciona con combustible y electricidad. Está rotulado, con puente de emergencias y lleva un equipo radar láser de última generación marca Autovelox 105 que no es detectable. Además dispone de un ordenador de almacenamiento de la información y dos videocámaras digitales de grabación que permiten su uso incluso por la noche.

Etiquetas