Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Calatayud reúne a más de 1.000 personas contra el proyecto de la mina de Borobia

Una treintena de pueblos de la zona y un centenar de asociaciones se concentraron en el recinto ferial

Un grupo de manifestantes, ayer, durante la concentración en el recinto ferial de Calatayud.
Calatayud reúne a más de 1.000 personas contra el proyecto de la mina de Borobia
Jesús Macipe

A ritmo de batucada y entre gigantes y cabezudos, más de 1.000 personas (unas 2.000 según la organización) expresaron ayer su rechazo a la mina a cielo abierto que la empresa Magnesistas de Navarra quiere poner en marcha en Borobia (Soria).

El estudio de impacto ambiental de esta explotación recibió en octubre 501 alegaciones que estudia la Junta de Castilla y León, entre otras las de 29 localidades de las comarcas de Calatayud y el Aranda que rechazan el proyecto, por las consecuencias que tendrá en los ríos Manubles, Isuela, Aranda y Ribota.

"Para sacar el mineral se contamina el agua y por muchas medidas preventivas que se quieran aplicar, no se puede permitir en estos tiempos una afección como la que contempla la mina", afirma José Manuel Marraco, abogado de la Coordinadora de Municipios contrarios al proyecto.

Ayer ayuntamientos, un centenar de asociaciones de toda índole, sindicatos agrarios, partidos políticos y vecinos a título particular respaldaron la convocatoria de la coordinadora para, en un ambiente festivo, concienciar de la necesidad de frenar el proyecto.

"Si tenemos que ir a la vía judicial, lo haremos, y también si hay que acudir al Tribunal europeo", aseguró Manuel Morte, portavoz de la coordinadora. "Basamos nuestros argumentos en estudios hidrogeológicos, biológicos y socio-económicos", añadió.

Cuentan con el apoyo del Gobierno de Aragón, que solicitó a la Junta (hasta en 13 ocasiones y desde 2005) que le considerase parte interesada en el procedimiento, solicitud que fue atendida en mayo de 2009. Marina Sevilla, la directora general de Calidad Ambiental anunció que "en caso de que nuestras alegaciones no sean contempladas, el departamento de Medio Ambiente se reserva el derecho de interponer una queja comunitaria".

Alegaciones también de la DPZ

También alegó la Diputación Provincial de Zaragoza y si la batalla contra la mina llega a la vía judicial prestará "el asesoramiento jurídico y la aportación económica que precisen los alcaldes", dijo su presidente. Javier Lambán destacó además la importancia de acciones como la celebrada ayer: "Son absolutamente imprescindibles, no solo se trata de ganar la razón en los tribunales sino también en la calle", manifestó Lambán.

Por eso, entidades como la Plataforma en Defensa del Agua y de la Tierra explicaron a los presentes que la mina se proyecta en el nacimiento del río Manubles y que por un sistema de calizas habría filtraciones subterráneas al Aranda, de forma que como señala su presidente, Fernando Lampre, "estamos hablando de un desastre para dos comarcas por la merma y la pérdida de calidad del agua".

Un almuerzo con 150 kilos de longaniza, 400 barras de pan y 2.000 patatas asadas aderezó esta reivindicación en el recinto ferial bilbilitano, a la que le seguirán otras para que el proyecto de la mina no siga adelante.

Etiquetas