Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las visitas a los monumentos de la provincia caen este verano hasta un 15%

Las oficinas de turismo pierden clientes respecto a 2008, pero crecen sobre 2007.

Con una Expo que ha pasado a la historia y una crisis que aprieta, la temporada estival se cierra en las comarcas zaragozanas con un aprobado algo justo en número de turistas. La gente se ha acercado hasta los principales atractivos de la provincia y así lo revela el hecho de que algunas oficinas de turismo hayan visto aumentar su actividad estos meses de julio y agosto respecto a 2007. Se disfruta de las vacaciones, pero se gasta menos. Las entradas a monumentos emblemáticos como los monasterios de Veruela y Rueda han caído un 15% y la ocupación hotelera hasta un 30%.

Uno podría pensar que el bajón era esperable después del tirón de la Expo, pero la comparación con los datos de 2007 también se resiente. Las visitas al monasterio de Rueda han caído un 13,8%. Si entre julio y agosto de hace dos años recorrieron sus estancias 3.525 personas, este verano lo han hecho 3.036, según datos facilitados por la DGA.

En el caso del monasterio de Veruela la caída ha sido en picado en los últimos tres años. Si en julio y agosto de 2007 registró 18.287 entradas, en 2008, con Expo incluida, descendió a 16.412, un 10,25%. En los últimos dos meses se ha desplomado un 21,12% con 12.941 visitas.

Desde la Diputación Provincial de Zaragoza, que gestiona este inmueble histórico, destacan que si bien hay menos gente que se acerca a conocer el lugar, las entradas para conciertos, exposiciones y otro tipo de actividades que tienen su propia promoción se han duplicado. En este sentido, dejan caer que ha podido influir la desaparición de la cercana oficina de turismo de Vera de Moncayo.

2.100 personas han pagado por ver el museo de La Torre de Uncastillo, una cifra nada desdeñable, aunque resulte un 15% más baja. Los responsables del Monasterio de Piedra, otro reclamo indiscutible, prefieren no dar datos hasta que se cierre el ejercicio.

El pintor de Fuendetodos parece que aguanta el tipo. Así lo avala el alcalde del municipio, Joaquín Gimeno. “En la Casa de Goya hemos contabilizado estos dos últimos meses 4.000 accesos, prácticamente igual que en 2007, aunque sí es verdad que el año pasado llegamos a los 6.000”, detalla. “No ha sido un descalabro, se mantienen las cifras normales, pero hay que tener en cuenta que con nuestra oferta ya llevamos tiempo manteniéndonos en torno a las 20.000 visitas al año”, detalla.

“Regular pero no mala”

El gerente del Patronato Provincial de Turismo de Zaragoza, José Francisco García, califica la campaña de “regular pero no mala”. “Tal como estaban las perspectivas se ha movido gente de paso por los sitios, pero el alojamiento ha sufrido”, resume. “El balance ha ido mejor de lo que esperábamos, aunque estimamos que la ocupación media sí se ha resentido entre un 10% o 15%”, dice.

Unas valoraciones que hace con las cifras de las oficinas de turismo bien frescas. Todas, a excepción de la de Tarazona, tuvieron menos clientes que en las vacaciones de la Expo. Sin embargo, respecto a 2007 han crecido las peticiones de información ante el mostrador de las de Calatayud (15%), Caspe (12%) y Ejea de los Caballeros (10%). La peor parte se la han llevado las oficinas de Sos del Rey Católico y Uncastillo, con un 10% menos de consultas in situ.

Etiquetas