Despliega el menú
Aragón

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA

Protestas por la aparición de socavones en la A-23 a los tres años de su apertura

El asfalto del tramo entre María y Muel, que fue inagurado en marzo de 2006, ya muestra los primeros desperfectos

Imagen de uno de los baches en la carretera, en este caso señalizado.
Protestas por la aparición de socavones en la A-23 a los tres años de su apertura
ESTHER CASAS

El tramo de la autovía Mudéjar más próximo a la capital aragonesa, que llega hasta Muel y que fue inaugurado hace algo más de tres años, presenta ya los primeros baches de importancia, lo que ha dado lugar a protestas de vecinos y trabajadores de las empresas de la zona. Algunos de estos socavones (como el de la imagen) están señalizados, pero otros no, lo que pone en dificultades a los conductores de esta vía de alta capacidad.

 

En los últimos años, el Ministerio de Fomento ha adjudicado distintos contratos para la conservación y explotación de esta carretera, aunque a tenor de la situación actual los resultados no son muy satisfactorios. Así, entre febrero y agosto de 2007 se aprobaron tres concursos por valor en total de 16,5 millones de euros.

 

La carretera, en cualquier caso, presenta problemas desde su inauguración. El tramo hasta Muel, municipio situado a 27 kilómetros de Zaragoza, fue abierto al tráfico en marzo de 2006. El coste de este tramo de la infraestructura superó los 40 millones de euros, cantidad por la que estaba presupuestada la actuación. La apertura fue saludada con alegría por los municipios de la zona. Sin embargo, ya nació con algún problema, con un socavón por ejemplo en la salida de Cuarte.

 

Al cabo de tres años, la carretera presenta numerosos parches por la aparición de nuevos baches, mientras que algunos otros huecos aún están sin cubrir. Los alcaldes de las localidades que cruza esta carretera quitan importancia a los problemas, que causan molestias principalmente a los trabajadores que tienen que tomar a diario la autovía.

Etiquetas