Despliega el menú
Aragón

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA

Jaulín critica los repetidos cortes de teléfono que sufre pese a su cercanía a Zaragoza

La última avería, que duró 48 horas, empezó el domingo y terminó ayer por la tardeLos problemas son más habituales en verano

Los continuos cortes de telefonía fija han acabado por colmar la paciencia de los vecinos de Jaulín, un municipio situado a solo una treintena de kilómetros de Zaragoza y que sin embargo sufre las consecuencias de una deficiente infraestructura de comunicaciones. De hecho, solo hay cobertura móvil con una empresa, y además con una calidad pobre. La última avería en la línea de teléfono se produjo el domingo y no se resolvió hasta ayer.

 

Se da la circunstancia, por otro lado, de que los mayores problemas surgen en verano, justo cuando el municipio aumenta considerablemente su población para recibir a los veraneantes. En concreto, de unos 300 habitantes censados pasa a alrededor de 400.

 

"No suelen ser cortes tan duraderos como este último, aunque se producen en muchas ocasiones y a cualquier hora", lamentó ayer el alcalde de Jaulín, Jesús Ortillés (PAR). Por lo general, estos problemas se alargan una mañana o diez horas a lo sumo. Además, el primer edil reclamó más "diligencia en la resolución de las avería", o "al menos que nos den una explicación clara". "No pido privilegios, pero no es normal que a solo 28 kilómetros de Zaragoza estemos así", manifestó Ortillés.

 

En Aragón, decenas de localidades en el entorno rural sufren aún graves problemas en sus comunicaciones con la telefonía fija y móvil. Las mayores dificultades se viven por lo general en dos comarcas de Zaragoza, Comunidad de Calatayud y el Aranda, aunque las deficiencias técnicas se constatan incluso en puntos tan próximos a la capital como Jaulín. Fuera de la provincia, también el área pirenaica tiene amplias zonas de sombra, al igual que en territorios turolenses como el Jiloca o las Cuencas Mineras. Se trata de una situación hasta ahora inevitable, ya que el servicio no resulta rentable para las compañías de telefonía por la escasa y dispersa población de estos núcleos. En Purujosa, por ejemplo, solo hay un teléfono fijo, mientras que hasta hace cinco meses no había cobertura móvil.

Del TRAC al robo de cobre

Muchas veces, las dificultades provienen del sistema de Telefonía Rural por Acceso Celular (TRAC), instalado en un buen número de municipios del entorno rural. El TRAC ofreció muy buen servicio en sus comienzos, hace tres lustros, pero su deficiente mantenimiento da lugar a una peor cobertura que entonces.

 

A menudo, los cortes de telefonía fija se deben a causas muy diferentes, como el robo de hilo de cobre. En los últimos meses, se han repetido casos de este tipo en la comarca de Campo de Borja, especialmente en Tabuenca, Fuendejalón y Fréscano.

Etiquetas