Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Un derrumbe por las últimas nieves amenaza la estabilidad de la iglesia de Cervera

El hundimiento de unas cuevas en la base del templo, declarado Patrimonio de la Humanidad, alerta a los vecinos y al ayuntamiento

Estado en que quedaron los bajos de la iglesia de Cervera tras los últimos hundimientos
Un derrumbe por las últimas nieves amenaza la estabilidad de la iglesia de Cervera
HERALDO

Las nieves caídas en los últimos días en la provincia de Zaragoza provocaron el pasado lunes el hundimiento de una zona de corrales y cuevas excavados en la base de la iglesia-fortaleza de Santa Tecla, en Cervera de la Cañada, que está declarada Patrimonio de la Humanidad como uno de los principales monumentos del mudéjar. Aunque el desplome no ocasionó daños personales, tanto los representantes municipales como el resto de los vecinos temen que el estado en el que ha quedado este terreno pueda afectar a la iglesia si no se actúa aquí con celeridad.

El alcalde de Cervera, el socialista Pascual Royo, reconoció el martes que el templo no está exento de riesgos porque el hundimiento se ha producido en una lateral de la base sobre la que se asienta este monumento. "Es un terreno arcilloso y con muchas concavidades, por lo que sería necesario rellenarlo lo antes posible para que no se produzcan nuevos movimientos de tierra en la zona". La solución pasa por levantar un muro de contención que estabilice el terreno, aunque se trata de una obra muy costosa para una corporación pequeña, por lo que el primer edil solicitará la colaboración de las administraciones.

Para el alcalde, "lo único positivo es que este primer hundimiento ha quedado en un susto, ya que no se han producido daños irreparables, aunque esperamos el apoyo institucional, sobre todo económico, porque desde el ayuntamiento no podemos afrontar la actuación necesaria para evitar males mayores", indicó.

El vicepresidente segundo de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, estuvo también el martes en la zona afectada, acompañado de personal de esta institución, para valorar los daños. Está previsto que la próxima semana Sánchez Quero acuda de nuevo a la zona con más técnicos para analizar de forma pormenorizada la actuación que sería necesario acometer.

"En cuanto hemos conocido el problema hemos puesto a disposición del Ayuntamiento medios técnicos para que los responsables municipales sepan qué es exactamente lo que hay que hacer y puedan actuar en consecuencia", señaló Sánchez Quero.

El templo es de nave única de tres tramos, ábside poligonal y capillas laterales entre los contrafuertes. En su interior, una inscripción atribuye las obras al maestro Mahoma Rami, el alarife mudéjar más notable que trabajó en la región a principios del siglo XV. El interior está profusamente decorado con agramilados, pinturas y yeserías talladas con motivos geométricos, vegetales y geométricos que tapan por completo los muros. La portada es gótica con yeserías.

En el siglo XIV se procedió a la construcción del ábside sobre los restos de un castillo anterior, y en el XV se construyó la iglesia-fortaleza. En 1670 sufrió una transformación en la que se sustituyó la decoración mudéjar del ábside por una barroca de trampantojo.

Etiquetas