Despliega el menú
Aragón

SOBRARBE

Desaparecido un niño autista en un pinar cercano a Troncedo

El menor se extravió a última hora de ayer cuando iba con sus padres. En una primera batida no se le localizó. Hoy reanudarán la búsqueda con apoyo de una unidad canina.

Efectivos de la Guardia Civil, miembros de Protección Civil y vecinos de Troncedo (La Fueva) buscaban a última hora de la noche de ayer a un niño autista de 12 años que se perdió por la tarde en una zona de pinares cercana a esta localidad del Sobrarbe cuando paseaba con su madre. A primera hora de la mañana de hoy está previsto que siga la búsqueda, con apoyo de una unidad canina.

Al parecer, el matrimonio, que no reside en la zona, había ido a recoger setas acompañado de su hijo por una zona boscosa que está situada a unos cuatro kilómetros al sur de Troncedo, justo donde sale la pista que va al núcleo deshabitado de La Clamosa.

Fuentes del operativo señalaron que el padre tomó una senda y la madre, junto al hijo, otra. Pero en un determinado momento el menor desapareció. La mujer avisó a su marido y realizaron una primera inspección ocular de la zona, aunque no pudieron localizarlo. Hacia las 20.15 el matrimonio alertó a los servicios de emergencia de lo sucedido, que rápidamente se movilizaron para ir en ayuda de la familia.

Los primeros en acudir a la llamada de socorro de los padres fueron los propios vecinos de Troncedo, un pueblo en el que viven una veintena de personas y que, lógicamente, conocen el paraje en profundidad. Además, unos cazadores catalanes que a última hora de la tarde habían llegado a la localidad, donde poseen un coto -hoy arranca la temporada de caza mayor en Aragón- también se ofrecieron a colaborar en la búsqueda del pequeño, ya que también están habituados al lugar. Asimismo, se unieron a estas tareas los efectivos de Protección Civil de Sobrarbe y Ribagorza. A la localidad se desplazaron con urgencia varios equipos de la Guardia Civil de rescate con base Boltaña y Benasque, que iniciaron el rastreo para hallar al menor.

La primera batida a pie se suspendió en torno a las once de la noche, cuando llegó la unidad canina, perros entrenados para la búsqueda de personas desaparecidas que, según fuentes de emergencias, pueden ser de gran ayuda dado el comportamiento esquivo de las personas que sufren autismo. A medianoche, seguía el rastreo y estaba previsto realizar, si con el perro no había éxito, una nueva batida. Algunos efectivos pasaron la noche en la zona y hoy a primera hora se reanudarán las labores de búsqueda.

Etiquetas