Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ARANDA

Máxima tensión en Sestrica ante la moción de censura

PP y PAR arrebatarán previsiblemente la alcaldía al PSOE el 27 de septiembre, en medio un clima municipal insoportable.

Sestrica asistirá en los próximos días a un cambio de gobierno en un clima municipal insoportable. La moción de censura presentada la semana pasada por PP y PAR, que arrebatarán la alcaldía al PSOE, ha incrementado más si cabe la crispación en esta localidad, donde la alcaldesa tiene una condena en firme por agredir a una concejal aragonesista. Si se cumplen las previsiones, Miguel Luna (PAR) será investido alcalde el próximo 27 de septiembre, cargo que ya ejerció entre 1991 y 1995.

Nada más llegar, este redactor fue testigo de un episodio de insultos y descalificaciones a voz en grito. El motivo, la situación del Ayuntamiento. Aunque ha ido en aumento con el paso de los meses, la armonía en la corporación sestricana comenzó a resquebrajarse cuando, en julio del año pasado, los dos ediles del PP dieron su apoyo a la candidata socialista, Clara Gómez, y apartarán de la Alcaldía a la fuerza más votada, el PAR, que cuenta con tres representantes en el consistorio.

El clímax de la destemplanza llegó el pasado 28 de marzo, cuando la alcaldesa, según acredita una sentencia judicial, agredió a la concejal Rosa Sánchez durante la celebración de un pleno municipal. A principios de este mes, la Audiencia Provincial desestimó el recurso presentado por Clara Gómez y ratificó la condena por una falta de lesiones.

Este suceso hizo prever una inminente moción de censura, que sin embargo no se presentó hasta el pasado martes. La primera reacción a la noticia llegó del diputado provincial del PSOE Juan Antonio Sánchez Quero. El también alcalde de Tobed no solo eludió valorar la condena por agresión a la alcaldesa, sino que equiparó el comportamiento de las dos partes. Sánchez Quero sí criticó, en un comunicado, la "falta de ética" de PP y PAR en Sestrica, calificó de "inmoral" la moción de censura y apuntó que, en su opinión, "atenta" contra el "fondo" del pacto antitransfuguismo.

Mientras, en esta localidad también surgieron reacciones, aunque no desde la llave de gobierno, el PP. Su portavoz, Miguel Ángel Embid (alcalde hasta el año pasado), rehusó explicar a este diario los motivos por los que ha accedido a apoyar a los aragonesistas.

PSOE y PAR, por su parte, negaron ser el origen de los conflictos. La todavía primer edil acusó a los impulsores de la moción de "amenazar" con esta medida desde que accedió a la alcaldía. Asimismo, acusó a ambas formaciones de "estar haciendo mucho daño" al municipio. Por su parte, el concejal aragonesista Miguel Luna justificó su postura en el "mal clima" que existe, que según dijo se instaló "nada más proclamarse alcaldesa" (Clara Gómez). "Queremos zanjar el tema. A ella le daremos su tiempo para exponer sus propuestas, algo que a nosotros no nos ha dejado", dijo.

Etiquetas