Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TERUEL

La Comunidad de Albarracín busca fórmulas para ampliar El Batán

El elevado coste de la reforma prevista en la hospedería, ubicada en el término municipal de Tramacastilla, ha provocado la paralización de la iniciativa desde hace más de tres años

La Comunidad de Albarracín va a estudiar diferentes fórmulas para empreder de una vez por todas la ampliación de la hospedería de El Batán, un alojamiento con encanto abierto al público desde 1999.

El pequeño hotel, ubicado en una antigua fábrica de lanas a un kilómetro de Tramascatilla, se encuentra desde hace más de tres años a la espera de un proyecto de reforma que permita dotarle de mayor espacio. El elevado coste de las obras, que incluyen la habilitación de una zona de spa, ha ido retrasando indefinidamente la iniciativa. Se estima que los trabajos para modernizar y ampliar el alojamiento supondrían una inversión cercana a 1,2 millones de euros.

El presidente de la Comunidad de Albarracín -entidad titular del edificio-, Alejandro Alonso, destacó "la necesidad de acometer la reforma de la hospedería, que ya ha quedado obsoleta y a la que es aconsejable dotar de más espacio". Según agregó, el actual gerente de la misma ha mostrado en más de una ocasión el interés en dedicar parte de la infraestructura a la organización de congresos y reuniones de empresa, "pero no tiene suficiente espacio".

Alejandro Alonso pretende que antes de que finalice este año tanto la Comunidad de Albarracín como la Fundación para el Desarrollo de la Sierra -organismo que gestiona la hospedería- estudien diferentes fórmulas para acometer la obras. El presidente dijo que entre las posibles alternativas, figura la cesión del inmueble al Departamento de Turismo del Gobierno de Aragón, "pero el funcionamiento de la hospedería nos gusta y no sabemos lo que puede pasar si se transfiere a la DGA".

Otra de las posibilidades sería que el actual gerente del hostal se hiciera cargo del proyecto de mejora del inmueble, siempre y cuando su adjudicación se alargue en el tiempo. En principio, el hostelero se podría haber mostrado interesado, pero Alonso reconoce que se trata de una inversión "muy elevada, que produce cierto temor a los interesados".

La hospedería de El Batán dispone actualmente de cinco habitaciones dobles, cuatro menos que cuando fue restaurado el edificio por los alumnos de la escuela taller de la Comunidad de Albarracín. La necesidad de hacerlas más espaciosas obligó a llevar a cabo una pequeña reforma hace unos años. Entonces también se modernizó el área de cocina.

La capacidad del complejo hostelero se completa con una casa apartamento y un restaurante para 40 comensales.

El cuidado que se tuvo en su restauración, en la que primó el uso de materiales tradicionales, y la belleza del entorno paisajístico, hacen que las instalaciones sean unas de las más demandadas de la zona. Su cocina se ha sabido ganar un importante hueco en el mundo de la gastronomía de la comarca.

El proyecto de ampliación contempla la transformación de la planta baja del edificio, antiguamente destinada a albergar las pozas para teñir la lana, en un área termolúdica.

Etiquetas