Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CUENCAS MINERAS

Utrillas recupera como albergue la casa de dirección de la empresa minera MFU

El edificio, incluido dentro del proyecto Ítaca del plan Míner, se destinará a alojamiento de los universitarios que anualmente visitan la zona para estudiar aspectos de su geología

El Ayuntamiento de Utrillas acaba de adjudicar las obras de restauración del antiguo edificio de dirección de la empresa MFU (Minas y Ferrocarriles de Utrillas) a la constructora castellonense Covop. Se trata de uno de los últimos edificios del patrimonio de la compañía minera que, tras cederlos o venderlos al Consistorio, aún están pendientes de recuperar.

El edificio donde se alojaban los ingenieros y que también albergaba las oficinas de MFU será transformado en residencia de estudiantes y profesores, ya que anualmente la localidad es visitada por universitarios, dada la gran riqueza geológica que presenta la zona. El alcalde de Utrillas, Francisco Vilar, señaló que el inmueble también será usado como albergue durante los periodos que no se cuente con la presencia de los estudiantes.

Vilar confía en que este alojamiento salga al fin adelante, después de que el proyecto haya sufrido ciertas vicisitudes. Las obras se adjudicaron en primera instancia en el año 2006 a una empresa que, según el alcalde, tras surgir un problema con un pilar se negó a continuar. "Tras rescindirle el contrato, volvimos a sacar a concurso la obra que se adjudicaron la pasada semana", explicó el primer edil de Utrillas.

Los trabajos de acondicionamiento del enorme caserón de principios del siglo pasado, construido a pie de la carretera nacional, están presupuestados en alrededor de 600.000 euros, y su financiación corre a cargo de los fondos del plan Míner, dentro de un proyecto promovido por la Universidad denominado Ítaca.

El edificio, de tres plantas, tendrá capacidad para 50 plazas, con habitaciones individuales, de 4 y de ocho camas.

Aunque la casa no se encontraba en mal estado de conservación, de hecho MFU llevó a cabo una reforma en la planta baja hace pocos años, las labores se centrarán en su habilitación como alojamiento y en modernizar las distintas dependencias. "En el primer piso habrá un servicio de desayunos, porque no queremos adecuar un espacio como cocina", subrayó Francisco Vilar.

En la primera y segunda planta se distribuirán las diferentes habitaciones. La empresa constructora Covop se ha comprometido, además, a mejorar el jardín, uno de los atractivos más destacados del edificio.

En el inmueble se conservaba hasta hace poco todo el archivo documental de la empresa minera. Planos de minas, nóminas de trabajadores, manuscritos de contratos de propiedad y una colección completa de boletines oficiales del Estado, son algunos de los documentos. Los papeles se encuentran depositados actualmente en el edificio de las antiguas escuelas, convertido en un centro de servicios múltiples.

La casa de la dirección es junto con algunas construcciones industriales del pozo de Santa Bárbara el único patrimonio de la extinta MFU que aún quedan por restaurar.

El convento y también hospital es hoy un museo sobre la ciencia y la arqueología minera, y en el complejo de Santa Bárbara ya se han rescatado el edificio de la sala de las calderas de vapor, la chimenea de una pequeña central que construyó la compañía para su autonsumo y parte del castillete, una estructura metálica que soportaba el ascensor para trasladar a los mineros al interior de la mina.

Tras sufrir una paralización de las obras, recientemente se han retomado los trabajos en el castillete. El alcalde espera que a finales de año concluya la recuperación de este último, de la sala de duchas y máquinas, del almacén y de los talleres, en los que se trabaja en estos momentos con fondos del plan Míner y de la comarca Cuencas Mineras. El complejo se destinará a usos turísticos.

Etiquetas