Despliega el menú
Aragón

COMARCA DEL SOBRARBE

La parte privada de San Victorián sale de nuevo a la venta

La parte privada del monasterio de San Victorián, ubicado en El Pueyo de Araguás, se pone de nuevo en venta tras la respuesta negativa del Gobierno de Aragón, el pasado martes, a la oferta de su actual propietario, Luis Vecino. Mientras, el Ejecutivo autónomo espera la respuesta del Ministerio de Vivienda, que se comprometió a la gestión de la reconstrucción del interior y del claustro del monumento con una partida de 800.000 euros dentro de los Presupuestos del Estado para 2008 en dos anualidades, recibiendo para este primer año 200.000 euros.

Tras varias reuniones entre la administración y el vendedor, el secretario del director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente Redón, manifestó a Luis Vecino que la DGA no estaba interesada en la compra de la parte privada, por la se pedía una cantidad de 1.500.000 euros o bien "la posibilidad de recibir otra cosa a cambio".

El empresario hizo esta propuesta el pasado mes de febrero y, tras la respuesta obtenida recientemente, vuelve a poner a la venta los edificios anexos al claustro y la iglesia. "He dado prioridad a la decisión del Gobierno de Aragón a pesar de que cuando lo puse por primera vez en venta tenía un par de personas interesadas en la compra", declaró para HERALDO tras conocer la resolución del departamento de Patrimonio.

Cerrado durante años

En mayo del pasado año, el Obispado de Barbastro Monzón cedió gratuitamente el monasterio de San Victorián al Gobierno de Aragón para su rehabilitación dado que el monumento, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), se encontraba en un estado ruinoso desde hace años. Fue entonces cuando surgió "un enredo" sobre la propiedad del claustro, que une la iglesia y la casa particular que Vecino compró hace más de tres años a la anterior familia y que incluía dicha zona.

La idea inicial era hacer un "hotel de encanto" en este enclave de Sobrarbe, pero los problemas sobre "una doble in-matriculación" (registro de la propiedad) del claustro entre la parte privada y el particular hicieron que paralizar el proyecto.

Finalmente, el catastro falló a favor del Gobierno autónomo y Luis Vecino puso en venta la parte privada. "La situación económica actual no es fácil, el entorno está parado y los bancos bloqueados. Además, los promotores no estamos bien vistos", añadió sobre la posibilidad de futuros proyectos en la zona.

Por otra parte, las obras de restauración del monasterio todavía no han comenzado y el Gobierno de Aragón está a la espera de la respuesta del Ministerio de Vivienda, con quien firmó un convenio para la restauración de los arcos y paredes del interior de la iglesia, la pavimentación y la parte de la cubierta y pilares del claustro, y el arreglo del jardín y de la valla exterior. Las últimas intervenciones en el edificio datan de 2003, a raíz de los destrozos que causó una tormenta en el tejado de la iglesia.

Según fuentes del departamento aragonés de Patrimonio se asegura que el proyecto de restauración fue enviado el pasado mes de septiembre y es el Ministerio quien se encarga de la gestión. "El tema está en supervisión y a la espera de que desde Madrid se liciten las obras", afirmaron. Uno de los objetivos de esta remodelación era el abrir el monasterio al público con más frecuencia y durante más horas. El pasado año, aseguraron que el horario de apertura se plantearía una vez terminada la intervención puesto que desde hace años existen problemas para visitar incluso la parte restaurada del complejo.

Etiquetas