Despliega el menú
Aragón

COMARCAS/ HUESCA

Las problemas en los hospitales de Jaca y Barbastro se agravan en verano

La falta de especialistas en el centro jaqués la suplen otros profesionales de la provincia. La Diputación de Huesca y el grupo del PP en las Cortes de Aragón piden soluciones

La preocupación social por la falta de médicos, sobre todo especialistas, en muchos lugares de la provincia que afecta al medio urbano y al rural se extiende tanto entre los propios profesionales como en las instituciones que denuncian la precaria situación y piden mejoras.

Ayer fuentes de los facultativos de refuerzo, que cubren las guardias y las sustituciones de los profesionales de Atención Primaria, advertían que "este verano muchos centros van a estar en precario o doblando turnos, sobre todo en el medio rural" y achacaban el problema a la falta de médicos. En las zonas urbanas, donde es más factible encontrar sustitutos, también habrá que doblar cupos o cerrar algunas consultas porque, según las mismas fuentes, por criterios economicistas en algunos casos, no se van a realizar contrataciones temporales.

Las instituciones también están dando la voz de alarma. El portavoz de Sanidad del Partido Popular (PP) en las Cortes de Aragón, Ricardo Canals, mostró ayer su preocupación por las "carencias de personal médico" que sufren "muchos" puntos de atención continuada y de urgencias en los meses de verano, fundamentalmente en las zonas rurales.

Canals calificó de "inaceptable" que en los meses de verano, aquellos en los que Aragón recibe un elevado número de visitantes, muchos centros de atención sanitaria "vean reducida drásticamente su plantilla al coincidir los períodos vacacionales de su personal". En su opinión, el Gobierno de Aragón no ha sabido prever un problema que se repite "año tras año" y "cuya principal y muy negativa consecuencia es la falta directa de atención médica durante". Por este motivo, el Partido Popular solicita al Gobierno de Aragón que adopte las medidas necesarias y adecuadas para que se garantice en verano la prestación de los servicios sanitarios.

Lo mismo hará la Diputación Provincial de Huesca que, a propuesta del PP, aprobó en el pleno celebrado el jueves, una moción para pedir al Gobierno de Aragón que dote a los centros sanitarios del personal necesario para atender a la población en verano.

Apoyo de otros centros

En el Hospital de Jaca, pese a la insistencia del gabinete de comunicación del departamento de Salud por anunciar nuevas incorporaciones a la plantilla, la situación sigue siendo precaria y solo se supera con el apoyo de profesionales de otros centros que se desplazan en sus festivos.

Fuentes del Salud aseguraron que en los últimos meses se han incorporado cinco especialistas que mejoran la cartera de servicios del centro. Los nuevos profesionales que han ocupado su plaza, según dice el Salud, han sido un especialista en nefrología, un cirujano general, un dermatólogo y un anestesista, a lo que hay que sumar una matrona.

Sin embargo, el hecho cierto es que siguen siendo los anestesistas del Hospital San Jorge de Huesca quienes cubren la ausencia del único médico de esta especialidad del centro jaqués, que sigue de baja médica por enfermedad. La situación no lleva visos de arreglarse. De cara al verano el servicio de anestesia queda garantizado con la presencia de los profesionales de Huesca que, para poder disfrutar de sus periodos vacacionales contarán con el refuerzo de sus compañeros de Barbastro. Además, personal del servicio de cirugía del San Jorge suplirá el permiso de la cirujana del centro jaqués.

34 camas menos

En el hospital de Barbastro la tercera planta estará cerrada durante el verano para realizar tareas de mantenimiento y en consecuencia se pierden 34 camas. Fuentes sindicales denunciaban ayer esta situación que, según apuntan, se produce en periodos vacacionales y que se debe a un reajuste de personal. "Se cierran plantas para ahorrar sustitutos", indican.

Por otra parte, el Hospital de Barbastro aplazó el jueves las operaciones de tres pacientes, uno de alto riesgo, que tuvieron que regresar a sus domicilios dado que los cirujanos se negaron a realizar las intervenciones por falta de la preparación previa necesaria. A los pacientes les retrasaron la cita de ingreso del mismo día de la operación, en lugar de la víspera, por falta de camas y sin avisar a los cirujanos. Los tres pacientes volverán a ingresar el domingo próximo, con tiempo suficiente para hacer el preoperatorio.

Etiquetas