Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRIBUNALES

La Guardia Civil detiene a la ex alcaldesa de Trasmoz, cuyo arresto ordenó la Audiencia

María del Mar Salvador estaba en busca y captura por no haberse presentado para ser juzgada por presunta malversación y estafa.

La ex alcaldesa de Trasmoz, María del Mar Salvador Miranda, fue detenida ayer por la Guardia Civil, en cumplimiento de la orden de detención e ingreso en prisión dictada el pasado 16 de mayo por la Audiencia Provincial de Zaragoza.

El tribunal de la Sección Tercera emitió esta orden después de que, por tercera vez, la ex edil no se presentara para ser juzgada por presunta estafa y malversación, delitos de los que le acusan dos empresas a las que supuestamente no pagó las obras que hicieron en el pueblo entre los años 2000 y 2001. La fiscalía, sin embargo, no le acusa de nada puesto que considera que el pleito debería ir por la vía civil.

El juicio por esta causa se ha suspendido cuatro veces, una por que el Ayuntamiento no estaba citado en forma, otra por que la mujer presentó un certificado médico y las otras por que no se presentó.

La ex alcaldesa fue arrestada por agentes de la Benemérita en la localidad de la comarca de Tarazona y el Moncayo, donde días antes no la habían encontrado, cuando la buscaron también por orden de la Audiencia de Zaragoza.

La incomparecencia reiterada de María del Mar Salvador a la cita con la Justicia llevó al tribunal a garantizarse, mediante el empleo de las Fuerzas del Orden, su presencia en la vista oral. Ahora, una vez localizada, deberá fijarse una fecha para el nuevo juicio y, con toda probabilidad, durante todo ese tiempo permanecerá en prisión.

El pasado 8 de mayo, el tribunal ya había ordenado a la Guardia Civil que la localizara y le comunicara que debía presentarse si no quería ser detenida. Sin embargo, las gestiones para encontrarla fueron infructuosas.

Según explicaron los agentes por escrito, la buscaron sin éxito en el último domicilio que tenía en Tarazona y también en Trasmoz, donde le dejaron una nota en la puerta. Además, hablaron con sus vecinos, que aseguraron que llevaban unos diez días sin verla. También contactaron con personas de su entorno y se pusieron en contacto telefónico con su madre, la cual les dijo que desconocía dónde estaba su hija, a la que llevaba tiempo sin ver.

Además, subrayaron que la habían estado llamando por teléfono a dos números distintos, operativos ambos, y le habían enviado mensajes escritos al móvil explicándole que la estaban buscando y el motivo.

Tras conocer estas gestiones, el tribunal escuchó a las partes personadas en el caso para conocer si tenían algo que proponer. Tanto el fiscal como su propio defensor, Juan Francisco Vidal, y el letrado que representa al Ayuntamiento de Trasmoz como responsable civil subsidiario, José Antonio Correas Biel, aseguraron que no tenían nada que decir.

Sin embargo, la acusación particular, ejercida por Javier Notivoli, solicitó que se tomaran las medidas oportunas para asegurar su presencia en el juicio "incluso la privativa de libertad", lo que ordenó la sala y se cumplió ayer.

Etiquetas