Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

Dos muertos en un choque frontal de camiones a la altura de Candasnos (Huesca)

A causa de la violencia del impacto los dos camiones quedaron empotrados entre sí, lo que impide a la Guardia Civil de Tráfico y al personal sanitario desplazado al lugar del siniestro verificar la posible existencia de más víctimas en el interior de ambos vehículos.

La carretera N-II sigue engrosando su trágica lista de víctimas mortales a la espera de que se acometa el esperado y prometido proyecto de desdoblamiento en el tramo que une las localidades de Fraga y Alfajarín (Zaragoza). Ayer, dos personas perdieron la vida en este tramo, dentro del término municipal de Candasnos, después de que los camiones que conducían chocaran frontalmente a consecuencia, al parecer, de un mal adelantamiento. Los fallecidos, los dos conductores, son S.A.U., de 53 años, y J.T.C. de 38.

El trágico siniestro se produjo a las 16.52 en el punto kilométrico 406,700 de la N-II, a unos 3 kilómetros de Candasnos. Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca y de los equipos de emergencia, un camión de una empresa navarra que circulaba en sentido Zaragoza con un cargamento de chatarra estaba realizando un adelantamiento en un tramo recto cuando se empotró frontalmente contra otro camión de una empresa vasca de paquetería que circulaba en sentido hacia Barcelona. A consecuencia del brutal impacto, las cabinas de ambos vehículos (un camión Iveco y otro marca Mercedes), quedaron totalmente aplastadas una contra la otra. Además, la caja del primero de ellos quedó volcada junto a la cuneta.

Al lugar se desplazaron bomberos de la Comarca del Bajo Cinca y de Sariñena, efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ambulancias y dos grúas de gran tonelaje procedentes de Bujaraloz (Zaragoza), que tuvieron que tirar de los dos cabinas para poder excarcelar a las víctimas. En un principio se temía que hubiera más ocupantes en los vehículos accidentados y que pudieran haber quedado atrapados entre el amasijo de hierros, pero finalmente se descartó. Los dos cuerpos sin vida fueron trasladados al tanatorio de Fraga.

El accidente ocasionó importantes retenciones. En un principio tuvo que cortarse al tráfico el carril en sentido Barcelona, aunque más tarde los agentes de la Guardia Civil ya pudieron dar paso alternativo. Alrededor de las 20.30, se cortó de nuevo el tráfico hacia Barcelona para que las grúas pudieran retirar los camiones de la calzada. La circulación fue desviada por la AP-2 desde Bujaraloz, según informó la DGT.

Cinco muertos en un mes

Con las de ayer, ya son cinco las víctimas mortales registradas en este tramo de la N-II en poco más de un mes. El último accidente mortal fue el 16 de mayo en el kilómetro 341,450, en Alfajarín, tras chocar un camión y un turismo. A consecuencia del impacto, murió el conductor del turismo. A mediados de abril, otras dos personas fallecieron en el kilómetro 379,500, en La Almolda, después de que sus vehículos ardieran en un choque en cadena en el que se vieron implicados cuatro camiones y una furgoneta.

Todos estos siniestros ponen de manifiesto la peligrosidad del tramo, que además registra un volumen importante de camiones, y la necesidad de ejecutar el desdoblamiento. A finales de marzo, las Cortes de Aragón aprobaron por unanimidad una moción de Chunta Aragonesista en la que pedían al Ministerio de Fomento que negociara algún modelo de liberación temporal del peaje de la autopista AP-2 que se corresponde con el tramo Alfajarín-Fraga. El objetivo de la actuación era reducir su elevada siniestralidad mientras se acomete su desdoblamiento.

Etiquetas