Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CINCO VILLAS

A la vuelta de la esquina y con un poco de todo

La puesta en marcha de estos servicios que aglutinan ultramarinos, alojamientos turísticos y bar ha dinamizado tres pequeños pueblos cincovilleses (Undués de Lerda, Urriés y Los Pintanos) y ha evitado el desabastecimiento de estas zonas.

Los veinte kilómetros que antes tenía que recorrer Gabriela Ruesta, de 73 años, para hacer la compra se han reducido ahora a apenas veinte metros. Su casa está en la misma calle Mayor donde se encuentra la única tienda de Undués de Lerda, que abrió sus puertas el pasado noviembre. Desde entonces, los viajes desde la localidad cincovillesa a Sangüesa (Navarra) se han quedado en uno a la semana y los tradicionales "olvidos" puede adquirirlos en el ultramarinos que regenta Adriana Lara.

Esta joven de 23 años se hizo cargo en octubre del 2006 del bar y albergue del pueblo, en el que cada día da una media de 20 comidas y aloja a decenas de peregrinos que hacen el Camino de Santiago. "Mis tíos y luego mis padres, tenían aquí una casa de fin de semana. Y yo hace nueve años decidí dejar Burlada (Navarra) para venirme a vivir aquí, que es mucho más tranquilo", comentaba Adriana.

En los nueve años que lleva viviendo Adriana en este pequeño pueblo de las Altas Cinco Villas, nunca había conocido un comercio. Y eso pese a que el municipio ha duplicado su población (pasando de 20 a 40 vecinos) y ahora cuenta con unas cuantas parejas jóvenes con hijos. De hecho, el próximo curso reabrirá el colegio.

Desde Sos del Rey Católico llega una 'panadería itinerante' hasta Undués dos veces por semana. Además, también hay venta ambulante algunos días. Aun así, para comprar algunos productos los vecinos siguen marchándose a Sangüesa. "Si vamos por pista hay muy pocos kilómetros, el problema es que la parte navarra de esta conexión está sin arreglar y está muy mal", añade Gabriela. Y lo corrobora Adriana, que para abastecerse de alimentos para su restaurante también suele viajar hasta esta localidad vecina y, en otras ocasiones, hasta Pamplona, a unos 55 kilómetros.

Si regentar un pequeño negocio siempre es difícil, en un pueblo con tan pocos habitantes lo es más. Aunque en Undués, la llegada de peregrinos, contribuye a animar la actividad de este comercio. "En verano sí es rentable, pero en invierno no", comenta Adriana. Por eso, los multiservicios aglutinan varios establecimientos en uno único para conseguir mayor rentabilidad.

De hecho, según cuenta esta joven, hay muchos días de invierno en los que los únicos clientes que recibe su bar son dos: el cartero y un vecino que va todos los días sobre la misma hora. "Cuando llegué al pueblo me sorprendí al ver que había más gatos que personas", añade Adriana. Este establecimiento cuenta con restaurante, tienda, bar-cafetería y 56 plazas de alojamiento turístico.

Juan Arboniés, alcalde de Undués de Lerda, explica que esta apertura sumada al edificio del peregrino que pronto empezará a construirse dará vida al pueblo. En agosto, empezará la construcción de esta instalación, que tiene un presupuesto de un millón de euros y que se subvencionará mediante un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente.

En Urriés y Los Pintanos

Urriés y Los Pintanos también disponen ya de multiservicios. En el primer caso, la apertura supuso que el pueblo contara con tienda, bar, restaurante, albergue y museo. Además, el establecimiento, que se ubica en las dependencias de un antiguo horno, alberga una exposición sobre la elaboración de pan.

En Los Pintanos, la apertura del centro ha dinamizado el pueblo, que ahora cuenta con bar-cafetería, restaurante, establecimiento hotelero y tienda.

"Aquí hay un poco de todo", dice Mariano Causada, un jubilado de 66 años que vive en Los Pintanos desde que dejó de trabajar. "Encuentras aceite, sal, algo de fruta, productos de limpieza... La verdad es que viene muy bien", añade.

Antonio Osinaga y Mariano Íñiguez también se muestran muy contentos con el ultramarinos, que tiene un horario de apertura muy amplio. Con esta "tienda remedio" evitan viajes de 35 kilómetros hasta Sangüesa o 28 a Sos. Y eso que, afortunadamente, cuentan con un medio de transporte que por 6 y 5 euros respectivamente les lleva hasta estas dos localidades para hacer la compra.

Etiquetas