Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMARCA DE CALATAYUD

Cervera de la Cañada intenta fomentar la natalidad con una ayuda de 50 euros al mes

La subvención la perciben todos los niños escolarizados del pueblo menores de 12 y al año supone 600 euros. El objetivo de esta ordenanza municipal es mantener abierto el colegio.

Que la escuela siga abierta. Ese el empeño del Ayuntamiento de Cervera de la Cañada, un pueblo de unos 340 vecinos que ha creado su propio "cheque bebé". Todos los niños menores de 12 años reciben 50 euros al mes, una medida que se aprobó hace cuatro meses. Esta aportación mensual a la economía familiar es una iniciativa municipal "para incentivar el asentamiento de la población en el pueblo y el mantenimiento y ampliación de la escuela".

Así se recoge en la ordenanza específica para la concesión de subvenciones a familias con hijos, aprobada por el Consistorio de Cervera, y que ha sido muy bien recibida por los padres de la localidad. La condición para recibir la ayuda es que la familia esté empadronada, resida en el municipio y que los pequeños estén escolarizados en el Colegio Rural Agrupado de Cervera.

"En principio iba a ser hasta los cinco años, pero se quedaban fuera los chicos que van hasta los 12 a la escuela, porque con esa edad ya bajan a Calatayud, así que hicimos otras cuentas y dijimos… pues por cuatro o cinco chavales más, que sea hasta los 12 años", explica Pascual Royo, el alcalde. Las familias con hijos escolarizados en el pueblo y que han querido la ayuda, la han tenido que solicitar en el Ayuntamiento.

Deben presentar los documentos que acreditan que cumplen los requisitos establecidos, y notificar el número de cuenta en el que desean que les sean ingresados los 50 euros al mes.

Este es el caso de Javier y Karina, que tienen dos niñas de 11 meses y tres años y en los primeros días de cada mes perciben 50 euros por cada una. "La verdad es que vienen muy bien, tienes para zapatos, para ropa, y aunque no les compres todos los meses, lo vas acumulando", afirma Karina Cigüela.

"Todos los que tenemos niños en esas edades los estamos cobrando", señala. Por cada pequeño en esa franja de edad el Ayuntamiento desembolsa 600 euros al año con cargo a la partida presupuestaria consignada para tal fin, y son 20 los niños que la están recibiendo.

"La ayuda no es muy grande pero algo es, y más para un pueblo como Cervera, que no tiene los recursos que pueden tener otras ciudades", reconoce el primer edil. "Es mejor así poco a poco, que todo el dinero de golpe", cree Karina. Esta madre no llegó a percibir los 2.500 euros que entregaba el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a cada niño nacido o adoptado a partir de julio del año pasado, porque su hija pequeña vino al mundo 15 días antes.

Durante este curso escolar han sido nueve los niños matriculados en la escuela, según indica Pascual Royo, y podrán ser tres o cuatro más a partir de septiembre. La cifra final dependerá de si un par de parejas inmigrantes que llevan dos o tres años en el pueblo y han conseguido un trabajo estable, traen a sus hijos a la localidad desde Rumanía y Colombia, sus países de origen.

"Ahora tenemos un profesor, pero si pasamos de 10 alumnos tendremos dos, y con 13 chicos y los que irán entrando, la escuela se consolida unos cuantos años más", asegura confiado el alcalde. La hija mayor de Karina, será una de las nuevas escolares y, como esta pareja, hay una generación de jóvenes que deciden quedarse a vivir en su pueblo. "Mientras esté de alcalde intentaré cumplir -dice Royo-. Si algún día no podemos pagar los 50 euros, ya intentaremos sacarlos de donde sea", afirma el edil. "Quien tiene idea de quedarse en el pueblo se queda, pero una ayuda mal no viene", manifiesta Karina.

Etiquetas