Despliega el menú
Aragón

RIBAGORZA

Grapas, hormigón y anclajes sujetarán la ladera de Graus

Las obras comenzarán el próximo jueves, 8 de mayo, y durarán alrededor de 3 meses. Continúan desalojados 6 vecinos de la zona.

El Ayuntamiento de Graus ha dado luz verde definitiva al proyecto presentado por la empresa barcelonesa Inacces Geotécnica Vertical S. L. para solucionar el riesgo de desprendimiento de una roca sobre el casco urbano de la villa ribagorzana. Tras el estudio pormenorizado de las diferentes soluciones barajadas por técnicos de la administración y de empresas especializadas, el Consistorio se ha decantado por la solución planteada por esta empresa de Argentona que apuesta por la sujeción de los materiales que presentan riesgo de desprendimiento en la ladera contigua.

"Hemos estudiado con muchodetenimiento las diferentes propuestas -comentó la alcaldesa grausina, Victoria Celaya- y ya el pasado lunes los técnicos municipales, de la Diputación Provincial y de la consultora geotécnica que nos ha aconsejado en todo el proceso se decantaron por la solución presentada por Inacces, cuyos responsables han confirmado su disponibilidad para hacerse cargo de los trabajos".

Las obras, que comenzarán el próximo jueves 8 de mayo, se desarrollarán en tres fases que se prolongarán por espacio de unos dos meses y medio o tres antes de garantizar definitivamente la estabilidad de la ladera amenazada.

Trabajo en tres fases

Según explica Celaya, una primera fase pasa por la creación de una serie de fajas de seguridad separadas por unos 60 centímetros y que estarán sujetas con anclajes a la parte sana del frente rocoso, la segunda se centrará en la creación de una base de hormigón que sujete la masa móvil -que sustituirá a la sujeción natural del peñasco perdida por los procesos erosivos- mientras que en la tercera se procederá al "cosido" del bloque susceptible de desprenderse mediante 22 bulonas o grapas. "Trabajarán permanentemente entre 4 y 6 personas porque las características del terreno no permiten un mayor despliegue humano", asegura Celaya,

Por otra parte, respecto a los seis vecinos que tuvieron que ser desalojados de sus viviendas el pasado 9 de abril, la alcaldesa grausina entiende que su propia seguridad sigue impidiendo que regresen a sus hogares aunque se ha comprometido a estudiar su situación "en función de cómo vayan las obras".

Etiquetas