Despliega el menú
Aragón

COMARCAS

¿Una mina de hierro en Calatayud?

Una compañía zaragozana investiga las reservas de este mineral en unas 360 hectáreas que se extienden por los términos zaragozanos de Codos y de Tobed. Desde el año 1988, esta zona está catalogada por la Administración autonómica como un potencial enclave minero, pero nunca llegaron a realizarse las prospecciones.

La minería del hierro puede surgir en la comarca de Calatayud si prospera un proyecto de investigación impulsado por una compañía zaragozana, que ha obtenido los permisos oficiales para investigar las reservas de este mineral en unas 360 hectáreas que se extienden por los términos zaragozanos de Codos y de Tobed.

La iniciativa se enmarca en un subsector minero no explotado en estos momentos en la Comunidad autónoma, en la que sí hubo minas de hierro en la provincia de Teruel hasta finales de los años 80 del pasado siglo, las de Sierra Menera.

Desde el año 1988, esta zona de Tobed y Codos está catalogada por la Administración autonómica como un potencial enclave minero, pero nunca llegaron a realizarse las prospecciones para determinar con exactitud la reserva mineral que encierran esos parajes.

Aquel mismo año, en 1988, el Gobierno aragonés otorgó a la empresa Circonita S.A. los derechos para trabajar en ese enclave en el que se da por hecho que hay reservas de hierro, aunque se desconoce si efectivamente en una cantidad relevante como para hacer viable su explotación.

Aquella compañía pasó a ser sociedad limitada en 1992, pero nunca mostró interés efectivo por hacer uso de los derechos mineros que tenía adquiridos desde 1988 en ese enclave de la comarca de Calatayud.

Sin embargo, hace tres años retomó la idea y empezó a tramitar ante el Gobierno aragonés los diversos planes necesarios para que se le concediera autorización administrativa en firme, con la que dar vía libre a la investigación minera en esas alrededor de 360 hectáreas que se extienden por los términos municipales de Codos y Tobed, un total de doce cuadrículas mineras.

La tramitación administrativa ha culminado ahora con la concesión, por parte de la Consejería de Industria, Comercio y Turismo, del permiso de investigación en este enclave minero, denominado "San Yllart", en el que durante tres años se podrá investigar.

La Administración autonómica ha detallado las condiciones en las que se deberá realizar este plan sistemático de prospecciones como, por ejemplo, que se deberán hacer doce sondeos mecánicos a una profundidad mínima de 50 metros.

Un laboratorio acreditado en análisis mineralógicos y químicos deberá estudiar las muestras de cada sondeo, y Circonita S.L. tendrá que presentar los resultados ante el Servicio Provincial de Minas.

También se deberá realizar una cartografía geológica de detalle y se tendrá que presentar, antes de que arranque el proyecto de investigación, un plan detallado de trabajo.

Dicha investigación se hará de forma que la inversión correspondiente al primer año sea al menos el 20 por ciento del total; el segundo año el 35 por ciento; y el tercer y último año, el restante 45 por ciento.

Etiquetas