Despliega el menú
Aragón

MATARRAÑA

Valderrobres contará con una variante para descongestionar el tráfico urbano

El Ayuntamiento de la localidad y el Gobierno de Aragón han acordado la construcción de una circunvalación

La Dirección General de Obras Públicas del Gobierno de Aragón y el servicio provincial de Carreteras se han comprometido a realizar una variante en Valderrobres. Así lo ha confirmado el alcalde de la capital matarrañense, Carlos Boné, quien mantuvo una reunión con representantes de ambos departamentos.

Este encuentro se celebró el pasado 26 de marzo, cuando coincidieron en la necesidad de realizar esta obra en Valderrobres. La Corporación Municipal se mostró muy satisfecha por el compromiso adquirido por las insituciones aragonesas puesto que, según Boné, es necesario descongestionar el tráfico que circula por el interior del casco urbano, debido sobre todo al gran número de camiones que se dirigen a la zona ganadera de Fuentespalda y Peñarroya de Tastavins.

Este acuerdo puede influir de manera inmediata en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que está tramitando el Consistorio. La construción de la vía que unirá las carreteras de Alcañiz, Beceite y Fuentespalda permitirá que varias de las calles proyectadas en el PGOU como alternativas para evitar el colapso dentro del casco urbano dejen de ser necesarias. También, la polémica rotonda situada frente a la Torre Sancho, una vivienda particular de valor patrimonial, dejaría de tener utilidad. Sería necesaria una rotonda mayor situada más allá del actual polígono industrial. Según el alcalde, el Consistorio opta por la desaparición de la rotonda planteada en el plan y por reducir la anchura de las calles que tenían que actuar como liberadoras del tráfico. Boné también señaló que el trazado de la futura variante se decidirá conjuntamente entre el Ayuntamiento y Obras Públicas.

El PGOU se aprobará en junio

Tras ocho años desde que se realizaran los primeros trámites, el PGOU de la capital del Matarraña verá la luz en junio.

El plan de ordenación fue aprobado por el anterior equipo de gobierno (PAR) poco antes de las elecciones municipales de 2007. Los resultados de estos comicios provocaron un cambio de gobierno local. Así, el nuevo Ayuntamiento (PP) consideró que la exposición pública del PGOU había sido incompleta.

Según el actual alcalde, en aquella ocasión no se mostraron dos nuevos sectores terciarios y la zona inundable del río Matarraña apareció incompleta. El Ayuntamiento volvió a exponer el plan, con un plazo que duró hasta el pasado 1 de abril.

Una vez superado este trámite, el Consistorio valderrobrense deberá analizar las alegaciones presentadas por los vecinos, e incluir las que se aprueben, junto al proyecto de la variante, en el PGOU. Aunque el siguiente paso sería el envío del documento a Ordenación Territorial, Boné comentó que posiblemente se vuelva a exponer el plan, puesto que la inclusión del proyecto de la variante lo modificará significativamente y los afectados deben conocer la situación.

Si todos los trámites siguen el curso previsto, el nuevo plan sería definitivo a principios del próximo verano.

Etiquetas